¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CONSUMO

Los inspectores de Consumo tramitaron 140 denuncias en la provincia en 2017

La modificación al alza de tarifas sin previo aviso en las compañías contratadas y la compraventa de coches predominan entre las denuncias

Mañana 15 de marzo se celebra el Día Mundial del Consumidor y los inspectores de Consumo en Castilla y León advierten de la sobrecarga de trabajo y critican las modificaciones que incluye la normativa regional, entre ellas que los jefes de sección, a partir de ahora, no están obligados a especializarse. Csif exige medidas para acabar con el “desmantelamiento” de la Inspección de Consumo y denuncia el ‘descabezamiento” de la dirección técnica de la Inspección de Consumo en algunas provincias como Soria, y la carencia de recursos y de logística suficientes, para atender adecuadamente las competencias de este servicio, “fundamental” para defender la salud, seguridad y los derechos económicos y sociales de los consumidores y usuarios en Castilla y León. CSIF critica el cada vez menor reconocimiento profesional del personal de Inspección de Consumo, dependiente de la Junta cuando -paradójicamente- la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local da todas las competencias de la defensa del consumidor a la comunidad autónoma.

En la provincia de Soria hay dos inspectores de consumo, hasta hace unos meses no había ninguno pero acaban de cubrirse las plazas y pronto saldrá una nueva oferta pública de empleo. El jefe de sección está a punto de jubilarse y desempeña tres cargos a la vez, consumo, comercio y gestión de expedientes. En 2017 en Soria tramitaron 140 denuncias. David Amo, responsable de área de Cesif, explica que los motivos de las denuncias son muy variados, entre ellos, “los cambios de compañía eléctrica, de gas o de teléfono sin previo aviso, modificación de tarifas, y garantías en la compraventa de coches”.

Los inspectores buscan en los comercios muestras sobre los artículos que pueden ser susceptibles de incumplir las homologaciones y las normativas europeas vigentes. La Red de productos de alerta está conformada sobre todo por juguetes procedentes de Asia y aparatos electrónicos.

Entre los consejos que ofrecen los inspectores de Consumo de cara a la celebración del Día Mundial, mañana, es comprar vía online siempre en sitios seguros, no hacerlo en páginas chinas puesto que las reclamaciones nunca salen adelante, y ante cualquier incumplimiento de contrato de las compañías de servicios que tengamos contratadas, acudir a las oficinas de consumo para presentar la correspondiente denuncia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?