¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Kylie Minogue, cómo hemos cambiado

Sinónimo total de sensualidad, la versátil cantante vuelve con el décimo cuarto disco de su exitosa carrera

Kylie Minogue regresa con un single con toques country y toda la potencia a la que nos tiene habituados /

Sí, Kylie Minogue empieza su nuevo single con una interpretación country que te pasas. Luego ya desbarra y vuelve a ese maravilloso dance que adelanta el propio título de su single, ‘Dancing’, con el que nos presenta su nuevo disco, ‘Golden’. Y es que es imposible no moverse, saltar y sonreír hasta las agujetas si uno escucha a la australiana. Pero a lo largo de su extensa carrera no siempre ha sido así. El característico ‘sonido ochentero’ marcaba su primer disco, de 1988, que presentó con'I should be so lucky'.

Minogue era entonces una actriz de éxito en Australia y simplemente se quería aprovechar el tirón con un disco. Pero el asunto se fue de las manos y no solo arrasó en su país, sino que en Reino Unido se alzó a lo más alto de las listas. Tras un segundo disco muy en esta línea, en 1990 la cosa ya va tomando forma de carrera musical y se le da un toque más sexy a su imagen con un tercer disco, ‘Rythm of love’, presentado por ‘Better the devil you know’.

Lo cierto es que la confianza en sus capacidades vocales también aumenta y crea canciones mucho más maduras y menos azucaradas. Algo que se demuestra en 1994 con el single de su quinto disco, el multicultural y electrónico ‘Confide in me’.

Desde luego, de lo que no se le puede acusar a Kylie es de haberse estancado en ningún estilo. El rock electrónico, con tintes en la producción que recuerdan algo a los U2 de aquella época, fue el elegido para el siguiente álbum, de 1997, con temas como ‘Did it again’.

Venga, dato curioso del día: el nombre del disco era ‘Princesa imposible’, pero la muerte de Diana de Gales el año anterior hizo que su publicación se pospusiese y que el nombre se cambiase en la portada europea. Tanto dio, porque en realidad el disco no funcionó bien. Pero llegó el año 2000 y Minogue dio otra vez con la tecla maestra.

‘Spinning Around’ se colocó rápidamente en lo más alto de las listas dance de todo el mundo, pero también de las generalistas. Estribillos pegadizos y bailables, ésa era la fórmula que iba a aplicar a partir de ahora. Y solo tardó un año en volver con temas frescos del estudio con el disco ‘Fever’ y clásicos como‘Can’t Get You Out of My Head’ e ‘In your eyes’.

Desde entonces Kylie ya no es únicamente una gran artista y una versátil cantante, sino que también es un icono de libertad sexual. Díganme si hay en la historia de la música una interpretación y un vídeo más sensual que‘Slow’, de su disco ‘Body Language’.

Dos años después de esto, en 2005, Minogue anunciaba que tenía cáncer de mama. El parón fue obligado para superar la enfermedad, pero cuatro años más tarde se notaba al máximo de potencia con el disco ‘X’ y temas como ‘In my arms’. Le siguió en 2010 otro bombazo positivo:‘All the lovers’, del disco ‘Aphrodite’.

Vamos recogiendo ya aunque nos cueste dejar de bailar. Nos despedimos con el que hasta ahora era el último disco, si obviamos el tradicional navideño: ‘Kiss me once’, que también se presentaba con otra potente píldora de ritmo, ‘Into the blue’, que nos vuelve a animar a subir los brazos al cielo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?