¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Contenido patrocinado

Uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años tiene problemas de próstata

Los especialistas recomiendan los chequeos periódicos a partir de esa edad, ya que el agrandamiento benigno comienza a los 30 años y sus síntomas pueden confundirse con los del cáncer

La mitad de los hombres con 60 o más años padece algún tipo de problema de próstata. La prevalencia asciende al 90% a partir de los 80 años. La patología más frecuente es la Hipertrofia benigna o Adenoma, un trastorno no canceroso que provoca el agrandamiento de la próstata.

El crecimiento benigno de próstata comienza a partir de los 30 años, aunque los primeros síntomas se manifiestan alrededor de los 50. A partir de esa edad, uno de cada cuatro hombres sufre problemas para miccionar como consecuencia del aumento del volumen de la glándula.

Síntomas de la hipertrofia benigna

El crecimiento de esta glándula comprime la uretra y esto provoca una obstrucción de la salida normal de la orina y la irritación de la vejiga. Entre los síntomas más frecuentes, se encuentra la necesidad de orinar con frecuencia y la dificultad de miccionar o de vaciar completamente la vejiga.

Cuando el agrandamiento benigno interfiere de forma severa en la micción, la mejor opción es la adenomectomía retropúbica (cirugía abierta) y la resección transuretral. El láser verde KTP, además, permite una cirugía transuretral desobstructiva de alta calidad, con escasa hemorragia y una rápida recuperación.

Tratamientos de vanguardia

El láser verde permite abordar la hiperplasia benigna con muy buenos resultados y tiene grandes ventajas:

  1. Es mínimamente invasivo
  2. Evita el sangrado
  3. La sonda vesical se retira a las 12-24 horas
  4. Produce un alivio inmediato de los síntomas
  5. Se reduce el tiempo de hospitalización
  6. Menos de un 1% de los pacientes refiere disminución de la erección.

En contadas ocasiones pueden surgir complicaciones tras la utilización del láser verde, como presencia de sangre en orina, eyaculación retrógrada o síntomas irritativos.

Cáncer de próstata

Además de la hiperplasia benigna o las infecciones e inflamaciones -más frecuentes éstas en hombres jóvenes de entre 30 y 50 años-, la próstata puede padecer un crecimiento maligno que se estima afecta al 17% de los hombres a lo largo de su vida, aunque tan solo uno de cada cuatro fallece.

La investigación ha logrado dar con técnicas punteras para el tratamiento de las patologías de próstata / Pexels

Los sintomás del cáncer de próstata en su primer estadio son similares a los de la hiperplasia benigna. Es más, cuando un hombre desarrolla un tumor a una edad avanzada es poco probable que padezca algún síntoma. Según el doctor José Gregorio Pereira, especialista en Urología de la Clínica IMQ Zorrozaurre, "si se detecta el cáncer de próstata de manera precoz, hay más posibilidades de tratarlo".

Se trata del segundo tumor maligno más frecuente entre los hombres y su prevalencia aumenta con la edad. Algunos tumores crecen muy despacio y no provocan síntomas durante años, no obstante, la mayoría de las células cancerosas de la próstata producen cantidades elevadas de una proteína llamada Antígeno Prostátio Específico (PSA). En estadios avanzados, puede provocar metástasis en los huesos (fracturas y dolor) o metástasis ganglionares (inflamación de extremidades inferiores y trombosis).

Dos son las técnicas punteras en el tratamiento del cáncer de próstata:

  • Prostatectomía radical laparoscópica asistida por ROBOT DA VINCI
  • CRIOTERAPIA e HIFU para pacientes que no pueden ser intervenidos

Según el doctor Pereira, una de las grandes ventajas del Robot Da Vinci es que "evita daños colaterales, como la pérdida del control de la orina y la impotencia".

Hábitos saludables

Hay indicios que demuestran que existe un paralelismo entre la salud prostática y la salud cardiovascular. Los especialistas recomiendan realizar un chequeo anual a partir de los 50 años. "Aunque no note ningún síntoma, debe acudir al especialista. Si tiene antecedentes familiares, es recomendable hacerse un chequeo antes", explica el doctor Pereira.  Además, es aconsejable realizar ejercicio físico moderado, evitar la vida sedentaria y la obesidad, y mantener una actividad sexual regular. Conviene evitar el estreñimiento, reducir el consumo de grasas animales, aumentar la ingesta de cereales, verduras, frutos secos, legumbres, frutas, pescado azul y aceite de oliva.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?