¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Comentario

Y las camas sin hacer

Está muy bien que el cabildo ande estos días dándole vueltas al desequilibrio a favor de Tenerife de los últimos 15 años, que ha cifrado en más de 320 millones de euros. Una cifra que no parece tan abultada en tanto tiempo para el presupuesto que tiene la región. También está bonito que el gobierno dedique tiempo a responder negando tal cantidad. Es decir que ambos están gastando tiempo en un asunto que aunque pueda ser importante no es lo esencial y dediquen tan poco esfuerzo en lo crucial.

 

Y qué es lo relevante?. Lo relevante es que haya una parte importante de la población en Gran Canaria y en Canarias esperando por camas sociosanitarias, es decir para dependientes y mayores. Lo importante es que hay muchos mayores que viven solos y ellos y sus familias no puedan pagar 2400 euros al mes por una plaza privada en una residencia de mayores, porque públicas no quedan libres. Cuando sencillamente no las pueden pagar porque en las islas tenemos las pensiones más bajas de España, que ni de lejos rozan los 1000 euros. En muchos casos, esos mayores tienen que quedarse en los hospitales porque no tienen quiénes los puedan ayudar, ni residencia para quedarse. Y esas, sí son competencias propias de Cabildos como el de Gran Canaria y del Gobierno de Canarias y no les oigo debatir de esto. Por qué será?. Cierto es que no hace mucho han firmado un convenio para realizar un importante número de camas, pero hay que agilizar porque llevamos demasiados años con varios gobiernos con diferentes dirigentes sin soluciones.

 

Y menos les he visto ser diligentes y dar una rápida cobertura a ambos gobiernos, de la isla redonda ni del archipiélago, en cuanto a la dramática situación de más de mil trabajadores a la que la empresa Seguridad Integral Canaria, del empresario Miguel Angel Ramírez, también pte de la Unión Deportiva Las Palmas, ahora en concursal por la controvertida gestión que se ha realizado, no los he visto digo, resolver insisto el problema de esas familias. O por lo menos salvar la situación de emergencia de esos trabajadores que han estado seis meses sin cobrar y a los que ahora se les adeuda y veremos si llegan a cobrar, unos cuatro meses y medio de un pequeño y mileurista sueldo.

 

Como también ha faltado diligencia en resolver los contratos de esta empresa con las administraciones públicas, cuando se lleva tanto tiempo sin pagar a los trabajadores y en la mayoría de los casos, sin cumplir con los servicios por razones relacionadas con las bajas laborales de estas personas, que como poco, lo mínimo que pueden padecer es depresión o ansiedad. Solo hace falta ponerse en su piel. Cómo han podido subsistir sin nada en más de seis meses, en los cuales como todos, tienen que comer, pagar la luz y el agua, el teléfono, la hipoteca o alquiler, la ropa de ellos y de sus hijos, los gastos de los colegios y de sus vehículos, el dentista y demás gastos. Es absolutamente terrible.

 

Ahora mismo, esta empresa continua dando el servicio de Atención Primaria en Gran Canaria del Servicio Canario de Salud, o el servicio del hospital Juan Carlos Primero de la isla, sin los medios necesarios para cumplir con los contratos como han denunciado los sindicatos sanitarios.

 

Y al mismo tiempo se ve como el club que preside este empresario, viene presumiendo de continuos beneficios. "Dios nos libre"

 

En definitiva, que nos podemos entretener con las cifras de los desequilibrios, que siendo importantes no es lo urgente.

 

Toca poner toda la carne en el asador para poner en marcha más plazas sociosanitarias y más cobertura hacia los sin nombre y más ahora que tienen mucho más dinero que durante la crisis. Así que a agilizar. Seguro que estarán en ello pero no está demás recordarlo.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?