¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mos se planta harto de esperar por el Ministerio de Fomento

Gobierno y oposición se unen a colectivos sociales, deportivos y vecinales para exigir al Ministerio de Fomento que retome las obras en la A-55 tras dos años de paralización

El Concello de Mos se une para alzar la voz y exigir al Ministerio de Fomento que retome las obras de la A-55 a su paso por este municipio. Una petición que se produce tras los continuos retrasos en unas obras que llevan ya más de dos años paralizadas.

Vecinos, gobierno y oposición de Mos saldrán juntos a la calle este viernes para decir al ministerio de fomento que basta ya de retrasos en la reanudación de las obras de la A-55 en este término municipal que hacen que a la complicación propia del trazado se sume la incertidumbre que genera la señalización de las obras obras, lo que hace que se convierta en escenario de accidentes de tráfico casi diarios.

El Ministerio de Fomento paralizó las obras en octubre de 2015 por problemas en la afección de algunas viviendas y desde entonces se han incumplido sistemáticamente los plazos para su reanudación. El último, lo daba el director general de carreteras el pasado uno de marzo. Las obras se retomarían antes de semana santa, pero de nuevo el plazo se incumplió y se ha vuelto a retrasar, lo cual consideran en el municipio que es la gota que colmó el vaso. Desde la Subdelegación del gobierno en Pontevedra han remitido una carta a la alcaldesa emplazándola a la posibilidad de que se retomen en mayo, una posibilidad que a Nidia Arévalo no le parece garantía suficiente..

En la rueda de prensa de presentación de la movilización, la alcaldesa estuvo acompañada por numerosos colectivos vecinales, deportivos y sociales del municipio, así como los partidos de la oposición que han mostrado en bloque su apoyo a una movilización que, aseguran, tiene que estar por encima de colores políticos.

También la Federación provincial de Transportistas se han unido a esta reivindicación por unas obras que, aseguran, al margen de la inseguridad vial también les perjudica económicamente ya que la reducción de la velocidad a 60 kilómetros por hora les supone hacer al menos un viaje menos al día en las conexiones entre Vigo y O Porriño, un trayecto que muchos transportistas tienen que realizar varias veces cada día.

Aseguran que esta movilización es sólo un primer paso y que la repetirán tantas veces como sea necesario hasta que su grito unánime llegue a los despachos del Ministerio de Fomento.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?