Manolo García, cómo hemos cambiado

Ya lleva unas semanas en la calle el nuevo disco de un artista del que repasamos sus mejores éxitos

El barcelonés sigue tejiendo palabras para mantenerse en lo más alto de la música española /

En ese lugar que se llama Olimpo de la música hay un apartado en el que con letras doradas pone ‘Manolo García’. Con sus temas ha protagonizado la banda sonora de varias generaciones y seguirá haciéndolo con su nuevo disco, ‘Geometría del rayo’, que nos presenta con, entre otras canciones, ‘Nunca es tarde’. Otra ‘delicatessen’ literaria de un músico que empezó en los primero 80 protagonizando la Movida barcelonesa.

Los Rápidos tenían a Manolo García a la cabeza y, aunque no tuvieron un éxito masivo con temas como ‘Ruta del sur’, fueron el germen del rock de Los Burros, un grupo en el que junto a Quimi Portet empezaron a hacer historia con temas como ‘Huesos’.

El tema fue recuperado luego por El Último de la Fila, grupo, dúo en realidad, en el que se reinventaron las dos principales patas de Los Burros para incrementar su éxito y tener un aspecto más serio y profesional. Nacían en 1985 y explotaron con temas como ‘Querida Milagros’.

El grupo era capaz de hacer un pop-rock muy español pero, a la vez, con tintes flamencos e incluso árabes en sus notas. Su segundo disco, ‘Enemigos de lo ajeno’, llegó sólo un año después e incluía un tema inmortal del cancionero patrio: ‘Insurrección’.

Durante más de una década fueron uno de los grupos protagonistas del panorama musical en España. Pero en 1998 anunciaba su separación oficial para seguir caminos diversos. Antes de eso nos dejaban temas como ‘Sin llaves’, de su último trabajo publicado en 1995, ‘La rebelión de los hombres rana’.

Pero la vida creativa de Manolo García no se limitaba al grupo. Y aunque no es fácil mantener el nivel sin Portet al lado, el barcelonés lo consiguió con su primer disco en solitario, publicado el mismo año de la separación. ‘Arena en los bolsillos’ llegaba de la mano del tema ‘Pájaros de barro’.

Desde entonces Manolo García ha seguido cultivando grandes letras, aunque a veces haya caído en la monotonía estilística en sus interpretaciones. En cualquier caso el resultado siempre ha sido excelente, con temas como el de 2001, ‘Nunca el tiempo es perdido’, o el de 2004, ‘Para que no se duerman mis sentidos’, ambos titulando también sus respectivos álbumes.

García también ha seguido experimentando e incorporando pinceladas de otros estilos en sus trabajos. Por ejemplo en 2008, en su cuarto disco, ‘Saldremos a la lluvia’, el tema ‘No estés triste’ incluía certeras influencias griegas.

Llegamos así a 2011, la cuarta década que comenzaba Manolo García en lo más alto de la música popular de nuestro país, y lo celebraba con ‘Sombra de la sombra de tu sombrero’, una preciosa letra de amor.

Y ya vamos llegando al final con el sexto álbum en solitario del compositor, ‘Todo es ahora’, otra joya que presentaba en 2014 y que nos sirve para despedirnos a través de temas como ‘Es mejor sentir’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?