Chalecos antibalas para la Policía Local de Ondara

La concejalía de Seguridad Ciudadana ha realizado una inversión de 12.000 euros en la adquisición de este equipamiento

El alcalde de Ondara, José Ramiro y el Jefe de la Policía Local de Ondara, Toni Galiano. /

El Ayuntamiento de Ondara, a través de la concejalía de Seguridad Ciudadana, dirigida por el alcalde, José Ramiro, ha hecho entrega del nuevo equipamiento de autoprotección para los agentes de la Policía Local de Ondara, formado por diecinueve chalecos antibalas, y una nueva pistola Taser.

Estos nuevos equipamientos para la Policía Local estaban contemplados en las inversiones a realizar este año en el área de seguridad ciudadana, incluidas en los Presupuestos Municipales 2018, habiéndose realizado una dotación de 12.000 euros para la adquisición de este equipamiento.

Ramiro ha subrayado “la necesidad de garantizar la seguridad de todos los efectivos de la Policía Local en el cumplimiento de su deber, respondiendo a la demanda tanto del Jefe como de los representantes sindicales de la plantilla policial local”.

El Jefe de la Policía Local ondarense, Toni Galiano, ha explicado que este equipamiento “es necesario para desarrollar la actividad policial con seguridad”, y que por ese motivo, y con ese convencimiento, “la Policía Local de Ondara va a ser la primera plantilla que ha dotado en su totalidad con chalecos antibala y anticorte”.

Todos los agentes de la plantilla de Ondara en activo y que salen a la calle dispondrán de su chaleco realizado a medida.

Galiano ha hecho hincapié además en que “es muy importante que los agentes que estén en interinidad y que no tengan arma reglamentaria para su servicio, se les dote con equipamientos personales alternativos como sprays, bastones extensibles o de pistola taser, así como de la formación necesaria para su utilización, de manera que puedan desempeñar su trabajo con la suficiente seguridad de su integridad física y la protección de los ciudadanos”.

El nuevo equipamiento, que ya está a disposición de la plantilla policial, está formado por diecinueve chalecos balísticos termosellados e impermeables con una garantía de diez años y con resistencia de 24 julios contra objetos punzocortantes. La tela interna es Coolmax, que mejora la absorción del sudor y reduce el calor corporal. El espesor del panel balístico es de seis milímetros y la superficie total del chaleco es de 0,3 metros cuadrados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?