La CHD propone constituir una comunidad de regantes en la Valduerna para no perder su sistema de riego

Más de 450 agricultores se manifiestan en Valladolid para pedir que se les permita continuar usando el agua de sus pozos

Los regantes de la Valduerna se manifestaron frente a las oficinas de la CHD en Valladolid /

La Confederación Hidrográfica del Duero invita a los agricultores de la Valduerna a constituir una comunidad de regantes que aglutine todos los pozos tradicionales que se utilizan en la zona a la hora de captar agua para sus cultivos.

Representantes de los agricultores de La Valduerna se reunieron este miércoles en Valladolid con el comisario de aguas de la Confederación Hidrográfica / CHD

Es la solución más viable que han encontrado los representantes del organismo para atender la peticiones de los agricultores que este miércoles se manifestaban frente a sus oficinas en Valladolid en defensa de su sistema tradicional de riego, basado en pozos artesianos que se abastecen de las aguas superficiales del río Duerna.

Hay que recordar que la CHD quiere legalizar esas captaciones ya que muchas de ellas son anteriores a la nueva regulación de aguas subterráneas. De hecho, la Confederación ya ha sancionado a cinco agricultores (de unas 500 concesiones de riego que tiene en la zona) por no ajustarse a los derechos adquiridos de utilización de agua. Las multas oscilan entre los 3.000 y los 6.000 euros.

En cualquier caso, el organismo de cuenca asegura que los pozos que permanecen fuera de la legalidad pueden regularizarse, es decir, que la mayoría de ellos tienen viabilidad de futuro si se realizan los pertinentes trámites administrativos.

Ha sido el comisario de aguas, Ángel González, el encargado de trasladar la argumentación de la CHD a los agricultores que protestaron este miércoles en Valladolid. Hasta la capital pucelana llegaron unas 450 personas de toda la comarca de La Valduerna, preocupados ante la posibilidad de que su zona de regadío se convierta en secano devaluando así los propios terrenos y sus cultivos. La protesta estaba convocada por las organizaciones agrarias y apoyada por los alcaldes de la zona.

Los agricultores consideran inviable atender de manera inmediata las peticiones de la CHD ya que legalizar los pozos supone un complejo trámite burocrático que no es asumible para la mayor parte de los regantes. De hecho, la mayoría de los pozos no son propiedad de los agricultores, sino de los dueños de las parcelas quienes, por ley, son los que deben iniciar la tramitación. En su opinión, la Confederación Hidrográfica trata de imponer un sistema mancomunado de utilización del agua en todo el sistema sin tener en cuenta peculiaridades como ésta de la Valduerna. Creen que pretenden utilizar a esta comarca como "conejillo de indias" ya que en toda la autonomía, aún no hay constituída ninguna comunidad de regantes de aguas subterráneas.

Además, aseguran que su sistema de riego es plenamente sostenible ya que "las aguas que se captan son devueltas al propio río conservando asi el nivel freático". Durante la protesta acusaron a la CHD de "haber puesto palos en las ruedas" para solucionar una situación tan compleja. La propuesta de las organizaciones agrarias pasa por continuar regando de la manera tradicional (cifran en más de la mitad de la superficie los cultivos que se perderían si no fuese así) y, en la medida de los posible, ir normalizando la situación de los pozos de cara a próximas campañas. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?