Últimas noticias Hemeroteca

Así es por dentro el refugio de Serranos rehabilitado por el Ayuntamiento de Valencia

Este viernes se abre al público el rehabilitado refugio de la calle Serranos con un concierto que rememora el que en 1938 paró la guerra, interpretado por músicos de Unión Radio

El Ayuntamiento de Valencia, a través de la concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales, ha rehabilitado el refugio de la calle Serranos 25, que ahora se sumará a la lista de refugios de la Guerra Civil que se han ido recuperando en los últimos tiempos, devolviéndoles su aspecto original.

Será a partir de este viernes, a las 19 horas, cuando los valencianos puedan visitarlo, reviviendo una parte importante de nuestra historia reciente.

Además, la apertura al público se convertirá en un acto muy especial en el que el cuarteto Quartet Ensemble Ludus Tonalis va a rememorar el “Concierto que paró la guerra” durante la noche del 22 de septiembre de 1938.

En aquella noche, el cuadro de músicos de Unión Radio (el origen de la Ser) interpretó varias partituras para todo el país, utilizando cuatro Stradivarius propiedad del Patrimonio de la República.

El equipo de 'Hoy por Hoy Locos por Valencia' ha visitado el refugio horas antes de su inauguración de la mano de Gloria Tello, concejala responsable del área de Cultura del Ayuntamiento de Valencia, y de Pepa Pascual, arqueóloga municipal y responsable de los trabajos de restauración del refugio.

El refugio, en estado de abandono hasta 2016, momento en que empazaron las labores de restauración, había sido también utilizado como casal fallero, y anteriormente como tienda de plátanos.

El refugio tiene capacidad para 400 personas, y aún se conservan los bancos que rodeaban a los pilares para que los ciudadanos pudieran permanecer sentados mientras duraban los bombardeos. En las labores de restauración se han recuperado los colores originales del refugio y algunos de los grafitis de aquella época.

Los refugios

La Junta de Defensa Pasiva, creada por el Ministerio de Defensa el 22 de junio de 1937 fue el organismo encargado de la construcción de refugios antiaéreos. Los refugios realizados a expensas de la Defensa Pasiva de la Ciudad fueron 41, tenían utilidad pública y estaban a disposición de todos los ciudadanos.

En el año 1938 se dividió el casco urbano de Valencia en dos zonas para la construcción de refugios: la zona centro y la del ensanche, y había 101 refugios en total.

La distribución de los refugios en Valencia no fue homogénea, se concentraba la mayoría de ellos en el centro de la ciudad, aunque también hay constancia de refugios en Massarrojos, Castellar, Marxalenes o en Patraix. El listado más completo es el que aparece en el periódico La Fragua Social, de febrero de 1937, que identifica 77 refugios con su dirección y número de plazas. El estudio realizado por F. Taberner en el año 2002, consultando principalmente la documentación del Archivo Municipal, permite ampliar el número de refugios hasta 258.

La función principal del refugio era la de amortiguar el impacto de los proyectiles que se lanzaban desde los aviones para neutralizar la acción directa del peso de la bomba y de la metralla producida por la explosión, y también los efectos de la onda expansiva.

En ellos había bancos construidos de obra que se utilizaban para sentarse durante los bombardeos y, exteriormente, el refugio se marcaba mediante un rótulo con letras Art Decó, fácilmente reconocible por la población.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?