La madre de todas las jornadas

El Celta juega en Leganés mientras que sus otros cuatro rivales europeos se enfrentan entre ellos

Iago Aspas celebrando uno de sus goles al Sevilla / ()

Decía Johan Cruyff que en las últimas jornadas de Liga se juega más con la cabeza que con los pies; otra teoría del genio holandés sostenía que siempre el jugar primero, ganases o perdieses, era clave para meter presión a los rivales. Completando la teoría de un experto en remontadas al final de Liga, argumentaba Johan que el que venía desde atrás siempre tenía ventaja porque el que perdía el puesto y fracasaba más era al que adelantabas. Hay cinco equipos que se van a jugar tres puestos europeos en esta recta final y la batalla más importante para descartar o consolidar candidaturas puede ser esta. Hay dos duelos directos por Europa y el Celta juega en Leganés. Este viernes por la noche, el Girona, octavo con 44 puntos, recibe al Betis que es quinto con 49. El Betis lleva 4 victorias consecutivas y el Girona lleva 1 punto de los últimos 9 posibles. En el partido de ida, para tener en cuenta el gol average particular, empataron 2-2 en el Villamarín.

El sábado a las 13:00 horas, en el partido madrugador, el Sevilla, que es séptimo con 46 puntos, recibe al Villarreal que es sexto con 47 puntos. En la ida, el Sevilla todavía con el Toto Berizzo, ganaba 2-3 en El Madrigal por lo que el empate o la victoria de los andaluces supondrían un punto más en caso de empate. Los de Montella llevan 1 punto de los 12 últimos y los de Calleja llevan 2 derrotas seguidas.

Por eso el Celta tiene su final en Leganés ante un equipo muy complicado en su estadio. Pese a su mala racha en las últimas joradas, solamente 3 puntos de doce, curiosamente en Butarque ganaba al Sevilla (2-1) y caía injustamente y por la mínima ante el Valencia 0-1. El Leganés no se juega nada y el Celta tendrá que demostrar, si quiere aspirar a Europa, que tiene más ambición y más hambre de triunfo. Por tanto, aplicando la teoría Cruyffista, el Celta no partirá con la ventaja de jugar antes, pero sí con la de ser el tapado, el outsider con el que nadie contaba. El sábado a las 20:15 ya tendremos un poco más clara la lucha por Europa. Todavía quedará mucho pero, este fin de semana se libra la madre de todas las jornadas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?