¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Cuando una paciente intenta suicidarse deja de ser un problema estético"

  • Un 10% de las mujeres que tienen que recibir quimioterapia se plantean no hacerlo para no perder el pelo
  • El Hospital Ramón y Cajal se ha convertido en referente para pacientes con problemas graves de alopecia

Mujer de 36 años con alopecia areata universal /

Un 10 por ciento de las mujeres que tienen que recibir quimioterapia para superar un cáncer de mama se plantea no hacerlo para no quedarse sin pelo. Porcentaje que evidencia las secuelas psicológicas que la pérdida del pelo supone para las mujeres. La cifra la destaca el doctor Sergio Vañó, dermatólogo y coordinador de la Unidad de Tricología y estudio de las alopecias del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Laura tiene 39 años. Cuando era una niña, con tan solo 6 años, perdió el pelo de todo su cuerpo por un problema inmunológico. "Cuando eres pequeña no te enteras de lo que está pasando, pero cuando eres adolescente es duro de afrontar. Yo siempre lo he llevado muy mal ". Con la ayuda de psicólogos "poco a poco te vas mentalizando pero no me gusta verme así".

Laura es paciente del doctor Vañó. Durante algún tiempo consiguió recuperar el pelo, pero de nuevo un problema nervioso le ha jugado una mala pasada. Ahora están probando un nuevo tratamiento.

Para el paciente que tienen un problemas de alopecia grave "muchas veces es el principal problema de su vida y también merecen que se investigue para ayudarles" señala el coordinador de esta unidad que trata problemas graves y que al mismo tiempo tiene abiertas varias líneas de investigación.

"Cuanto una paciente intenta suicidarse, deja de ser un problema estético. Hay casos de chicas jóvenes que la pérdida de pelo les lleva al aislamiento, a la depresión que en algunos casos ha llegado al límite" Por eso pone en valor que sea un hospital público el que apueste por ofrecer una atención específica a estos pacientes.

Mucho más que una peluca 

Alopecia areata en mujer de 51 años / DOCTOR SERGIO VAÑÓ

Laura habla de prótesis, no de peluca. Para ella no es una peluca que utilice por un capricho estético, pero para la sanidad pública sí, porque no costea su compra. "Yo la necesito para sentirme mejor, para mí no es algo estético, pero que el sistema no costea el sistema público y cuyo precio puede oscilar entre los 400 y los 1.500. "

Si nadie cuestiona que el sistema público costee las prótesis para las mujeres que han sufrido un cáncer de mama, no entiende que no se haga lo mismo con las pelucas. 

Células madre, el futuro de la investigación 

La investigación es uno de los pilares de esta Unidad de Tricología del Ramón y Cajal. Según explica el doctor Vañó para los casos de alopecia androgénica, una de las grandes líneas de investigación es la terapia regenerativa con células madre "que será el futuro en 10, 15 años, aunque todavía no se ha desarrollado en humanos"

Se investiga también la causa de la alopecia frontal fibrosante, que afecta cada vez a más mujeres alrededor de la menopausia, que pierden el pelo en la zona de la diadema y las cejas "de la que desconocemos la causa pero que afecta cada vez a más mujeres".

El doctor Vañó alerta además de las consecuencias graves por trasplantes que se realizan sin las necesarias garantías en clínicas low cost de Turquía "Cuando se hace una intervención de un trasplante capilar es irreversible, y por eso hay que informarse antes de lanzarse a esta nueva moda"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?