Darío Martín: “Los elogios nos perjudican”

El técnico del Atlético Tomelloso terminó preocupado y decepcionado tras la derrota ante el Manchego

Daríoes el primero que busca el equilibrio entre las emociones; entre lo mejor y lo peor, entre lo positivo y lo negativo, entre la victoria y la derrota. Trata el entrenador auriverde de relativizar las cosas y suele tener carácter a la hora de poner las cosas en su sitio. Sin embargo, tras la derrota ante elManchego, el gesto deDaríocambió. No estaba triste ni hundido, pero sí preocupado. O mejor dicho, decepcionado. “Era el día de sumar tres puntos, de sumar 42 puntos, de contentar a la afición y viajar aMarchamalode otra manera, pero todo se fue al traste”, lamentaba el deCalzadaen rueda de prensa.

Sobre el partido, el técnico auriverde reconocía que “hemos visto un partido bastante soso y feo y con una gran efectividad delManchego”. Por citar algo positivo, el mister se quedaba “con el arreón final que siempre sacamos” pero “reaccionamos demasiado tarde”. Por todo eso, no se escondía a la hora de señalar que “me voy peor que otros días. Hemos perdido y me voy jodido porque creo que hemos podido haber hecho algo más, pero tuvimos una marcha menos que otros días”.

Para Darío, una de las cosas que le preocupa son los elogios, algo que no encaja demasiado bien la plantilla y el entorno. Por eso, “el buen trabajo del otro día en Socuéllamos nos ha influido negativamente, es decir, los elogios de aquel partido nos perjudicaron y pensábamos que iba a ser más fácil y no ha sido así”.

Para colmo, una vez más, el equipo demostró que los partidos en casa están en el debe de la temporada. “Me da pena decirlo, pero es así; competimos mejor fuera de casa que en casa y eso es para analizar. Por lo que sea, no damos la talla en casa y no me da apuro en decirlo”, subrayaba. No obstante, “lo vamos a intentar hasta el final porque la salvación pasa por el Paco Gálvez y tenemos que conseguir una victoria como sea para sumar 42 puntos y no meternos en más problemas”.

Por otro lado, hablando de presión, el entrenador del Atlético Tomelloso opinaba que “no lo hacemos bien por la presión de querer hacerlo bien, una presión que no nos mete nadie y que nosotros mismos nos hemos metido desde el principio y que tanta ansiedad nos está creando”.

Por último, sentenciaba diciendo que “nos vamos descontentos. Ha sido el partido que menos me ha gustado de toda la temporada”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?