Tremor exige cortar los vertidos contaminantes de la mina Casares al río

Ayuntamiento y Junta vecinal piden una balsa de decantación y una depuradora residual además de la retirada de amianto, baterías y bombonas

Los vertidos salen claramente de la explotación abandonada /

El abandono de la explotación, para la que no se solicitó el cierre, ha generado el lógico deterioro de la mina, actualmente inundada. El agua asoma  hasta la bocamina, mientras que por la galería de la “Cota 0” ya se vierte agua con oxido y otro contaminantes que en apenas quince metros se suma al caudal del río Tremor. La contaminación, se habría evitado, dicen desde la pedanía, si se hubiese registrado un cese de explotación retirando del interior materiales metálicos, en lugar de un simple abandono. La única opción ahora, la solicitada por el ayuntamiento e Igueña y la junta vecinal de Tremor de Arriba, una balsa de decantación y una depuradora

Esta contaminación ya ha sido denunciada por la Junta Vecinal y el ayuntamiento de Igüeña ante el Seprona, la Junta y la confederación Hidrográfica, que piden además la retirada de amianto, baterías y bombonas, esperando una solución al problema mediambiental que afecta posteriormente al rio Boeza y al propio Pantano de Bárcena al que vierten finalmente las aguas del Tremor.

“Casares” se convirtió en 2014 en el último bastión por la defensa de la minería del Bierzo Alto. En su interior se registró el encierro voluntario de trabajadores mineros solicitando una solución que permitiera un mantenimiento, aún bajo mínimos, de la explotación de carbón en la cuenca. Nueve trabajadores que, apenas tres años después han visto como la empresa cambiaba de titular y se iniciaban negociaciones para poder recuperar el cupo que originalmente tenía la explotación, mientras se sostenía solo el personal de mantenimiento.

Hubo reuniones, manifestaciones y Asambleas de mineros en las que se anunciaba, allá por julio de 2016, el incremento futuro del canon y con ello la incorporación paulatina de trabajadores. Y casi dos años después, de repente, la nada. Ni se incrementó el cupo, ni se fueron incorporando más trabajadores y desapareció el mantenimiento.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?