¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un muro de sonido llamado "Lagartija Nick"

La Noche en Blanco muestra el potencial musical de la ciudad

Lagartija Nick en Granada /

Durante más de dos horas y media, una catarata torrencial de decibelios y potencia inusitada en su base rítmica (a través de esa conjunción astral entre la batería de Eric Jiménez y el bajo de Antonio Arias), inundó la Sala El Tren de Granada. Era el reencuentro de Lagartija Nick con su ciudad. No era para menos.

La legendaria banda, santo y seña de la experimentación inquieta en la música de la ciudad, puso el cartel de "no hay billetes" en la sala de conciertos de la Chana. Cientos de fans ávidos de reencontrarse con un mito viviente y con la presentación del nuevo trabajo de los músicos de Arias, "Crimen, sabotaje y creación", un trabajo que demuestra que Lagartija Nick se encuentra en su mejor momento creativo y presentó un más que completo repaso a toda su discografía con un sonido especialmente contundente y cuidado con un toque (sutil) de teclados en una presentación innovadora, en presencia de lo más granado de la escena musical granadina.

Los temas del nuevo trabajo (con los que abrieron la noche con canciones tan potentes como "La ira de Noviembre" o "Europa, Europa" en la que se desgranan las miserias de nuestro continente,) se mezclaron con grandes clásicos imperecederos del grupo, como el caso de algunos temas extraídos de su "Val del Omar" como "Yo día y orden".

Especialmente para los bises reservaron el gran momento de gloria para algunas de sus canciones más veteranas como “Satélite”, “Hipnosis” o “Inercia”, desbordando contundencia eléctrica que dejó momentos épicos cuando atacaron su inmortal himno “Nuevo Harlem”.

Muy celebrada igualmente fue la participación del batería David Fernández, atacando los tambores en el tema “Celeste”.

Pero Antonio Arias, el “Walter White” granadino con su sombrero sobre el escenario, ya había anunciado el pasado viernes en Radio Granada que sería un concierto muy especial y en el que tendrían relevancia grandes nombres propios fundamentales para la historia musical andaluza, y cumplió lo prometido. La presencia de Jesús Arias, Joe Strummer y Enrique Morente fue constatable durante la actuación de la banda granadina.

Un par de temas compuestos por Jesús Arias se interpretaron sobre el escenario, así como una canción dedicada al líder de la banda británica The Clash, que tan hondo caló en nuestra sociedad musical granadina, titulado “El testamento del sol”.

Igualmente especial fue la presencia (por dos veces) en el escenario de José María Carrillo, el primer músico encarcelado en la democracia por sus letras que, desde Morón de la Frontera y con su grupo Gente del Pueblo, quiso unirse a la fiesta musical vivida anoche en la Sala El Tren interpretando conjuntamente con el grupo granadino el tema “Soy de otra Andalucía”.

El concierto, de longitud tan extensa como bien acogida, finalizó con “Exilio Adagio súbito”, el tema con el que expira el trabajo que se presentaba, canción homenaje a Jesús Arias que se va perdiendo entre sonidos de la F1, tal cual lo hizo este concierto ya histórico en Granada.

Muy recordada con carcajadas fue la salida del grupo del escenario antes de comenzar los bises, que se hizo bajo la frase de Antonio Arias: “bueno, voy a mirar el móvil y ahora volvemos”. Igualmente supuso el reencuentro con la contundencia en la percusión de Eric Jiménez, el cual demostró durante todo el concierto que, muy probablemente, sigamos estando ante el mejor batería de este país.

Noche en Blanco

Este sábado la cultura y por ende la música tomó las calles de nuestra ciudad y se consiguió demostrar el potencial que tiene Granada para ser finalmente elegida "Capital Europea de la Cultura en 2031". Sólo con ver la transformación que tuvo la vecina Málaga para intuir la importancia de obtener este galardón.

Aunque hubo actividades que empezaron a mediodía el grueso de la jornada se desarrolló a partir de las 18.00h momento en el centro comenzó a albergar decenas de actividades por cada uno de los lugares escogidos por la organización.

Esta Redacción tuvo que escoger ya que había numerosas actividades que se solapaban por lo que elegimos ir a la "Placeta del Lino", una ubicación que pasa desapercibida a diario pero que congregó a numeroso público para ver a dos grupos emergentes, Indianápolis (cuarteto con ideas claras y sonido fresco que se encuentra en la fase final del concurso "Emergentes") e Ygritte, lamentablemente solo pudimos disfrutar de los primeros ya que teníamos que desplazarnos a la Sala El Tren para terminar el día con un postre muy especial y fuera de carta, la presentación del nuevo disco de Lagartija Nick.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?