Ofensiva de la Guardia Civil contra el cultivo de marihuana

Los agentes se han incautado de más de 8.000 plantas en un mes en distintos puntos de la provincia

Una de las plantaciones intervenidas /

La Guardia Civil de Granada ha puesto a disposición judicial a 27 personas, entre ellas un menor de edad, durante los últimos 30 días por delitos contra la salud pública por cultivar cannabis sativa; y por delitos de defraudación de fluido eléctrico al tener enganches ilegales a la red eléctrica.

La Guardia Civil ha realizado 18 intervenciones en las localidades de Belicena (3), Atarfe (3), Cogollos Vega (3), Otura (2), Domingo Pérez (2), La Zubia, Maracena, Las Gabias, Pórtugos y Chauchina, donde han sido intervenidas 8160 plantas de cannabis sativa.

Las operaciones más importantes han tenido lugar en Otura, donde la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de esa localidad, ha detenido a un ciudadano chino de 53 años de edad, sin antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de cultivo de droga y defraudación de fluido eléctrico, tras averiguar que cultivaba 2238 plantas de cannabis sativa en una vivienda.

Los hechos sucedieron el pasado día 22 de marzo. Una patrulla de la Policía Local de Otura sorprendió a un individuo que saltaba la valla de una vivienda y echaba a correr sin que pudieran alcanzarlo ni identificarlo. Como alrededor de esa vivienda el olor a marihuana era muy fuerte alertaron a la Guardia Civil. Agentes del grupo de estupefacientes de la Guardia Civil de Maracena acudieron poco después y observaron que la puerta de acceso a la vivienda estaba abierta y que junto a ella había varias bolsas de color negro tiradas en el suelo. Accedieron a la vivienda y comprobaron que la puerta había sido forzada y que las bolsas contenían marihuana, y que dentro cuatro habitaciones y la cochera estaban habilitadas para el cultivo intensivo de cannabis sativa. Los agentes intervinieron 2238 plantas y 3,5 kilos de marihuana.

De las investigaciones se desprende que el individuo al que los policías locales vieron huir de la vivienda pretendía robar marihuana, y que el propietario de la plantación y de la marihuana encontrada era el ciudadano chino detenido.

También se ha desarrollado otra operación en Cogollos Vega. El pasado día 12 de abril la Guardia Civil encontró dos viviendas donde se estaban cultivando 1100 plantas de cannabis sativa. Estos dos hallazgos se produjeron cuando los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Maracena apoyaban a los técnicos de la compañía eléctrica Endesa en los cortes de suministro eléctrico por fraude en viviendas de esta localidad.

En la primera vivienda descubrieron 500 plantas y el responsable de esta plantación resultó ser un menor de 17 años de edad de nacionalidad rumana. En la segunda vivienda se encontraron 600 plantas y fue investigado un individuo de 40 años de edad por cultivo de droga y defraudación de electricidad.

La Guardia Civil ha contado en todas estas actuaciones con la colaboración de técnicos de Endesa para la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?