La Liga por la permanencia es cosa de dos

El Levante tiene una ventaja de cinco puntos respecto al Deportivo a falta de seis jornadas para que finalice la competición

Adrián y Lerma en el partido disputado en Riazo /

El calendario puede convertirse en un aliado para el Levante si este próximo jueves logra sumar la victoria ante el Málaga y a la espera de lo que suceda este martes entre el Deportivo y el Sevilla de Montella que ha calificado su visita a Riazor como ‘una final por Europa’ porque en una misma semana podría poner en riesgo la séptima plaza europea y perder la Copa ante el Barça.

Tras está jornada intersemanal el Deportivo jugará el viernes en Butarque ante un Leganés sin objetivo, del mismo modo que el Levante visitará el lunes San Mames para medirse ante un Athletic deprimido.

La trigésimo quinta jornada se abrirá en Orriols con la visita de un Sevilla que vendrá después de disputar la final de la Copa del Rey ante el FC Barcelona que visitará Riazor con la posibilidad matemática de proclamarse campeón de Liga y sin tener que esperar al siguiente fin de semana cuando el Real Madrid pisará el Camp Nou.

En la antepenúltima jornada el Levante viajará a Leganés que seguirá sin mayor objetivo que la disputa de tres puntos intrascendentes para su clasificación, mientras el Deportivo visitará Balaidos para jugar el derbi gallego ante un Celta que se ha quedado fuera de Europa, con Unzué cuestionado por un sector de la afición celtiña y con Iago Aspas jugándose su presencia en el Mundial de Rusia.

Si hubiera que esperar a las dos últimas jornadas y con horario unificado el Levante recibirá en Orriols a un Barça sin objetivos después de proclamarse campeón de Liga y cerrará la temporada en Vigo, mientras el Deportivo recibirá en Riazor a un Villarreal que probablemente todavía se esté jugando su presencia en la Europa League para cerrar en Mestalla ante un Valencia clasificado para Champions.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?