¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

46 años desde que fue robada

Amaya Cerejido ha expuesto su dolorosa experiencia como 'niña robada' y ha solicitado el apoyo de la Cámara para que las personas que se encuentran en su situación puedan encontrar a sus padres biológicos

La Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco ha escuchado este martes el testimonio de Amaya Cerejido, que ha expuesto su dolorosa experiencia como 'niña robada' y ha solicitado el apoyo de la Cámara autonómica para que las personas que se encuentran en su situación puedan encontrar a sus padres biológicos y obtener el debido "reconocimiento".

Cerejido y su abogado, Iñigo Sancho, han comparecido ante la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco a petición del parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, quien ha subrayado la necesidad de "reparar" a quienes han sufrido la "tragedia" de ser arrebatados de forma ilegal de sus padres biológicos.

El abogado de Cerejido ha explicado que, a través de un procedimiento civil de filiación, un juzgado reconoció en 2015 que el segundo apellido de Amaia Cerejido es Muñoz, y no el apellido que aparecía en el certificado del Registro Civil, que, según ha denunciado la propia afectada, era "falso".

Cerejido ha explicado que su madre biológica, en una situación de "desesperación", la entregó en 1971, poco después de haber nacido, a un matrimonio para que la cuidara de forma temporal.

Según ha indicado, su verdadera madre se encontraba en una situación de "vulnerabilidad económica y social", y tenía la intención de recuperarle posteriormente, una vez superados los problemas que sufría en aquel momento.

No obstante, ha denunciado que su madre adoptiva la registró como hija biológica, para lo que entregó como prueba un certificado de parto falsificado, y que su verdadera madre ya no tuvo posibilidad alguna de recuperarla.

"ILEGAL Y VIL"

Cerejido ha denunciado que esta forma de actuar fue "ilegal y vil", y ha relatado la vida sufrimiento y "mentiras" que ha sufrido desde que, a una edad temprana, se percató de lo ocurrido. Además, ha criticado los obstáculos y el "desprecio" con los que se ha encontrado a la hora de recurrir a las administraciones para tratar de esclarecer lo ocurrido.

Por su parte, su abogado ha solicitado al Parlamento un reconocimiento de que "sí ha habido bebés robados", y ha solicitado que la Cámara adopte medidas para que estas personas puedan contar la ayuda de las administraciones a la hora de buscar a sus madres biológicas, así como que se puedan beneficiar del derecho a la justicia gratuita.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?