¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

2.500 personas apoyan a las víctimas de Alsasua

Varios colectivos de víctimas de ETA convocan un acto 3 días después de la manifestación que pidió la retirada de la calificación de terrorismo al suceso

Cabecera de la concentración en apoyo de los guardias civiles agredidos en Alsasua /

Unas 2.500 personas han secundado la convocatoria de varias organizaciones de víctimas de ETA como COVITE, Vecinos de Paz o la Asociación Navarra de Víctimas de ETA en apoyo de los 4 agredidos en los sucesos de Alsasua en octubre de 2016 y que se juzgan esta semana y la próxima en la Sección Segunda de la Audiencia Nacional. La concentración, en la plaza de las Merindades de Pamplona ha estado encabezada por una pancarta en la que se leían los nombres de los dos guardias civiles y sus parejas, Óscar, Álvaro, Pilar y María José y el lema “Estamos con vosotros”.

El filósofo Fernando Savater ha sido el encargado de agradecer la asistencia al acto señalando que lo ocurrido en Alsasua “es un resumen del medio siglo de terrorismo que hemos vivido en Navarra” con un guion similar al del relato habitual de ETA. “Después de la agresión comenzaron los mecanismos de odio de ETA que convierte a los agresores en jóvenes idealistas”, ha proclamado Savater que también cargaba contra el gobierno navarro y la mayoría parlamentaria “que han revestido de bondad a los agresores llamándoles jóvenes y quitando importancia al suceso llamándole pelea de bar”. El gobierno que preside Uxue Barkos (Geroa Bai) y los 4 partidos que la apoyan (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e IE) respaldaron la manifestación del pasado sábado en Pamplona en la que decenas de miles de personas pidieron que el caso no se juzgue como terrorismo, sino en un tribunal ordinario. Según la presidenta de COVITE, Consuelo Ordóñez, la concentración “devuelve la dignidad a la sociedad navarra”.

En la concentración también ha estado Inmaculada Fuentes, madre de Óscar, el teniente agredido en Alsasua que agradece la asistencia “en una tierra en la que aún hay miedo”. Reconocía que “ha sido un día duro, pero bueno”, después de la declaración de su hijo en la vista oral del caso en la Audiencia Nacional. Inmaculada ha relatado que su hijo “estaba muy a gusto en Navarra hasta que le hicieron marcharse”, algo que atribuye a “una pequeña minoría” ya que según ella “los navarros son buena gente”.

UPN, PSN, PP y Ciudadanos se han sumado a la convocatoria de apoyo a las víctimas, a diferencia de los partidos que apoyan al ejecutivo foral, que entienden la concentración de hoy como una reacción contraria a la que se produjo el pasado sábado para pedir la retirada de la calificación de terrorismo al suceso. La portavoz del Gobierno navarro, María Solana, señala que los convocantes de la concentración de apoyo a los agredidos han definido su objetivo como “paliar el daño causado a las víctimas por las instituciones navarras” algo que considera “una manipulación y una falsedad” que lleva al ejecutivo a no acudir a esta concentración. Solana ha recordado que la presidenta navarra, Uxue Barkos, acudió al Complejo Hospitalario de Navarra a visitar a los dos guardias heridos al día siguiente de producirse la agresión, el 15 de octubre de 2016. "Acompañar a las que fueron víctimas de una agresión no está reñido con la defensa firme, convencida y contundente de que no estamos ante un delito de terrorismo", ha defendido hoy Barkos en una visita de trabajo a Barcelona.

Preguntada por la ausencia tanto de miembros del gobierno navarro como del central, Inmaculada Fuentes, madre del teniente agredido le quitaba importancia. “Si no hay políticos casi mejor”, ha remachado Fuentes, que añade que “lo importante es la sociedad civil”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?