Fruta de verano: de un invierno y una primavera extraña a una campaña de verano mala

En pocas semanas el panorama de cara a la próxima campaña de verano se ha dado la vuelta. Un final del invierno extraño y un comienzo de la primavera pleno de vaivenes unido al viento retrasan la campaña de fruta de verano y provocan pérdidas millonarias

Olivos helados (archivo) /

La campaña de fruta de verano pinta mal. A la sequía y los males ya endémicos del campo valenciano se ha unido un extraño final del invierno al que ha sucedido un no menos raro inicio de la primavera.

Los vaivenes en las temperaturas, las heladas extemporáneas y la nieve caída fuera de fecha han provocado, según AVA, que 1.500 hectáreas en la Ribera, la Costera y la Vall d'Albaida básicamente, se hayan visto seriamente afectadas. Eleva AVA a doce millones los daños sufridos y explica que el albaricoque ha sido la fruta peor parada. El 40% de esas pérdidas lo son en el albaricoque.

También el viento ha provocado daños que todavía a día de hoy los productores van descubriendo poco a poco.

La Unió de Llauradors recuerda que la mayoría de daños sufridos se quedan fuera de los seguros. Desde la sectorial de la fruta de la Unió de Llauradors, han explicado en la SER que hace cinco o seis semanas la campaña pintaba bien. Incluso iba con algo de adelanto. Hoy ese adelanto se ha tornado en retraso y en pérdidas que según la Unió, solo en la Ribera, afectarán al 30 o 40% de la producción.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?