Últimas noticias Hemeroteca

Lo peor de la riada ya ha pasado y deja 14.200 hectáreas inundadas

Los datos "son optimistas" y se ha decidido rebajar el nivel de emergencia de 2 a 1. Poco a poco se retirará la Unidad Militar de Emergencias

El helicóptero de la Guardia Civil ha sobrevolado varios núcleos de población este mediodía, como Pina y Villafranca de Ebro / Cadena SER

Lo peor de la riada ha pasado. Este mediodía se ha vuelto a reunir el Centro de Coordinación Operativa Integrada, que permanece muy vigilante de cómo evoluciona la crecida del río Ebro. Los datos "son optimistas" y se ha decidido rebajar el nivel de emergencia de 2 a 1, según ha señalado al término de la reunión el consejero de Presidencia, Vicente Guillén. Eso significa que "se retira la Unidad Militar de Emergencia de forma escalonada, porque todavía se  va a ver parte del operativo en la Ribera Baja". Ha apunta que es muy posible que la emergencia se retire el jueves. 

En los primeros cálculos, se estima que cerca de 14.200 hectáreas del cultivo se han visto inundadas por la crecida, es decir, un 10% menos que las del año 2015. Vicente Guillen ha señalado que están vigilantes con el deshielo. "No es motivo de preocupación pero estamos en prevención" porque, según los datos de AEMET, en el fin de semana puede llover y van a subir las temperaturas.  "Lo peor ha pasado ya y el cauce del río está bajando de una manera ostensible y, por lo tanto, esperamos que una riada como la que hemos tenido tarde mucho en llegar".  

Pérdidas en el campo

Los afectados por la riada del Ebro empiezan ya a calcular los daños, que deja miles de hectáreas anegadas en Aragón. El secretario general de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, José Manuel Penella,  ha remarcado que no quieren sólo indemnizaciones: piden soluciones. Penella, en La Rebotica,  ha remarcado que "ya no es que uno siembre para que le subsidien y le paguen por hacerlo".

Estos días "veíamos cómo se han inundado las huertas, como las de la Cebolla de Fuentes". Si no hay Cebolla de Fuentes "en los mercados habrá cebolla dulce"", es decir, "se pierden mercados". 

Durante esta riada, se ha desalojado 43 granjas, aunque hay algunas, cinco, donde no ha sido posible, lo que ha generado polémica y protestas de grupos ecologistas y animalistas, especialmente, a través de las redes sociales. El consejero de Presidencia, Vicente Guillén,  recordó que lo primordial durante esta crecida ha sido siempre salvaguardar la vida de las personas y también la de los animales. Insistió también en que los principales responsables del desalojo de estas explotaciones son los dueños.

Animales aislados

Sin embargo, ha habido cinco granjas que no han podido desalojarse al quedar totalmente aisladas, como una en Villafranca de Ebro con 1.000 cerdos. La situación la explicaba, este fin de semana, su alcalde, Roberto González. "Desde el martes llevamos junto al ganadero". Ese día "mandé, como alcalde, evacuar todas las granjas y aún se han quedado 1.000 tocinos en la granja; el granjero está desesperado y le va a dar a su familia un ataque al corazón". Y remarca que "cuando se hizo esa granja era una zona no inundable". 

Otro ejemplo, el de vacas lecheras en Remolinos. El consejero Guillén explicó que "se procedió a hacer el desalojo de 200 vacas de recría, es decir, vacas pequeñas". Además, "a través de Sarga se ha estado permanentemente achicando agua de la explotación mediante bombas". El resto de vacas "están en buenas condiciones y se ha procedido a su ordeño, mañana y tarde; hay una situación de normalidad". Los bomberos de la Diputación de Zaragoza están facilitando el acceso a estas granjas a través de embarcaciones para que los dueños puedan atender a los animales.

El secretario general de UAGA ha valorado que "la gestión se ha hecho de otra manera, mejor que en 2015, incluso también la de los animales". Sin embargo, "es un punto negro en la gestión de esta crecida". Penella ha señalado que "1.000 vacas no se pueden desplazar, hay que ordeñarlas 2 veces al día; no es lo mismo terneros o cerdos de cebo, que se pueden llevar a otra granja o a una campa". Sobre la granja de Villafranca, "habrá que ver qué ha pasado, porque creo que se ha avisado con tiempo". Y recuerda que "el resto de granjas de Villafranca se han desalojado; y en esa misma, 8 camiones cargaron 1.600 cerdos  y dejaron 1.000". Y añadía: "No sé por qué pero no debería haber sucedido". 

Penella también ha incidido en que "hay que separar muy bien" que "el dueño de la granja no es el dueño de los animales", que son de una empresa. El servicio del SEPRONA de la Guardia Civil ha abierto una investigación para determinar qué es lo que ha ocurrido en este caso concreto. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?