¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Piero recuerda que la ambición es ser campeón

El técnico italiano cumple un año más con su cita en la gran final de la Superliga sin haber fallado jamás a la misma

Piero Molducci es el rey de las finales en el Unicaja Almería. /

Hay algunas traducciones que no hace falta realizar para que se entienda con toda su fuerza lo que se quiere decir, como es el caso. El resumen final de la serie de Unicaja Almería frente al complicadísimo vigente campeón de la Superliga, que se verá destronado en dos o tres semanas dependiendo de si la final se resuelve en el quinto partido, como en dos de sus últimas ocasiones, es lo suficientemente gráfico por parte de Piero Molducci: “Este sábado comenzamos parecido a lo que pasó el viernes, perdiendo el primer set, después hemos empatado, el tercero se podría haber ganado tras ponernos 24-22, pero se ha perdido, y después se han ganado los dos últimos, y es algo muy importante, porque se ha demostrado que el equipo tiene lo que en Italia decimos ‘attributi’”.

Se levantó el conjunto ahorrador tras haber tenido muchos problemas en el primer encuentro de Almería: “El viernes jugamos muy mal, y a eso unimos que tuvimos además la mala suerte de que se lesionó el opuesto –Chema Castellano- y desde ese momento el equipo psicológicamente bajó mucho”. Siendo el voleibol muy de esos estado de ánimo, “Palma ganó muy fácil con mérito”, viendo el italiano que la historia seguía muy parecida tras un primer set bastante malo en el cuarto partido. El haber doblegado a un enorme adversario es algo que debe usarse para lo que resta, una cita a la que Molducci jamás ha fallado: “La ambición es siempre ser campeón, pero ya llegar a la final este año no estaba fácil”.

El técnico, echando la vista atrás, tiene el recorrido desde septiembre, momento en el que echó a rodar su nuevo proyecto, o incluso desde antes, haciendo una

lectura apoyada en los resultados: “Hemos jugado una liga bastante buena, hemos empezado el play off en Palma bien, hemos seguido aquí el primero no bien, y el segundo, sí, un buen partido, todo para lograr el objetivo primero del club, que es llegar hasta aquí: yo siempre que he estado en Almería he llegado a la final, la he ganado tres veces y espero seguir ganando una más”. Tiempo habrá de hacer el planteamiento en los próximos días, pero por delante vaya que hay confianza.

Precisamente eso se basa en lo que para el italiano ha sido la clave de la gran clasificación lograda ante Urbia Vóley Palma, que es el valor y el peso del grupo, el uso, en definitiva, de la palabra ‘equipo’ para el justo reparto de los méritos de haberse metido en la duodécima final consecutiva: “Siempre, tanto en Palma como aquí, lo importante ha sido el equipo; hemos encontrado a Almansa jugando de opuesto, que hacía siete años que no lo hacía, y ha jugado un buen partido ante la falta de Catellano y que Thiago Maciel no ha comenzado bien y por eso el cambio hecho”. No deja de reconocer que “era una lotería, porque no lo ha entrenado ahí en los últimos años, pero ha jugado un buen partido y hemos ganado con mérito”.

Ahí quedan los 20 puntos del cartagenero con un 43% de acierto sobre 42 pelotas atacadas. En voleibol se puede ganar un partido habiendo hecho menos puntos que el rival, y podría haberse dado el caso este sábado tras el terrible 12-25 que se produjo en el comienzo, pero no fue así ante un 101-96 anecdótico final, todo gracias al gran público: “Me ha gustado muchísimo la respuesta de la ciudad, tanto viernes como sábado; la afición yo digo siempre que es un hombre más en el campo, la de Almería es buenísima, y mi interés por Almería se ha visto justificado en estos dos partidos, porque me gusta esta ciudad, me gusta estar con esta gente, con la que me encuentro siempre muy bien”. Dos casi llenos facilitan todo.

Piero Molducci solo se dio un día de respiro, el domingo, pese a que para él y para cualquier técnico es muy complicado lograr la desconexión mental necesaria para que la recuperación sea total: “En esas horas procuro no pensar nada, porque uno juega y descarga la tensión, pero un entrenador no descarga nada, es más difícil; el lunes se comienza a pensar en Teruel, después viajaremos el viernes, y sábado y domingo jugaremos dos paritos muy importantes”. Siempre es así, pero esta vez el ejemplo lo tiene reciente: “Básico comenzar bien, jugando bien, porque Teruel es fuerte, pero si se juega bien hemos demostrado que podemos luchar; hemos perdido 3-1 en fase regular pero se pudo ganar el tercer set para pasar al 1-2”.

Lo siguiente, aunque se sabe casi todo de todos, será “mirar cómo juega Teruel y mirar como jugará Unicaja”, con el añadido de que en la escuadra ahorradora hay una novedad que puede ser determinante: “Hemos ‘fichado’ a Israel Rodríguez”. El receptor sevillano ha aparecido en el momento más oportuno y todavía tiene más margen de mejora, pese a lo ya demostrado: “Ha estado parado un año por la lesión y es un jugador importante; no es un chaval joven, pero tiene experiencia, tiene golpe, lo tiene todo, y una personalidad, que es la cosa más importante en el campo, así que hemos tenido suerte de que la lesión haya pasado por fin y se puede decir eso, que hemos ‘fichado’ a Israel, y es lo más destacado de este año”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?