Un profesor de la USC pide la absolución de 'La Manada' y asegura que la víctima disfrutó

La universidad estudiará las medidas a adoptar contra Luciano Méndez, expedientado hace 2 años por sus comentarios sobre el escote de una alumna

Un profesor de la Universidad de Santiago de Compostela pide la absolución de La Manada. Luciano Méndez, que imparte clases en la Facultad de Económicas, culpa a la víctima de lo sucedido y asegura que "se dejó hacer" y que "disfrutó". La USC estudia qué medidas adoptar contra este docente que ya había sido sancionado por sus comentarios machistas a una alumna en el aula.

El hombre, profesor titular en el Departamento de Economía Cuantitativa, ha grabado un vídeo de 12 minutos en el que expone sus opiniones al respecto de la sentencia y de lo ocurrido en los Sanfermines de 2016. Luciano Méndez dedica a la víctima un trato despectivo, refiriéndose a ella como "la chavala", "la tipa" o "rapaciña". En su particular interpretación de los hechos, considera "borracha, sin amigos y sin tener nada que hacer" se encontró a 5 tipos y decidió acompañarlos con intención de hacer el amor. Por tanto, dice, "sabía a lo que iba". El argumento que utiliza para defender que fue una relación consentida es que todo transcurrió en un portal, un lugar que un violador nunca elegiría. “La chavala se deja hacer, evidentemente, y disfruta. No vi el video pero no lo necesito”, añade sin tapujos.

A los miembros de la manada, dice, no se les puede meter en la carcel por usarla y dejarla tirada. En cambio sí considera necesario condenar a esta "neniña" por acudir a la justicia "con sus tonterías", palabras textuales. Incluso se aventura a dar una hipótesis distinta...ella presentó denuncia para poder tomarse la píldora del día después

Por el momento, la universidad se ha limitado a emitir un comunicado en el que anuncia actuaciones contra Luciano Méndez y condena sus palabras. El documento señala que esta institución no puede tolerar actitudes que menoscaben la dignidad de las personas y de los derechos fundamentales, sobre todo el de igualdad entre hombres y mujeres.

No es la primera vez que la USC se ve obligada a sancionar a Luciano Méndez. En 2016, tras la apertura de un expediente disciplinario, fue suspendido de empleo y sueldo durante dos meses por los comentarios sobre el escote de una alumna. En su denuncia, la joven aseguraba que le había dicho que su ropa lo despistaba mientras impartía clases. Esto causó las protestas de otras alumnas, que se pusieron en pie de guerra y desafiaron al profesor quedándose en sujetador en clase. La sanción de la universidad tardó 5 meses en llegar.

Las primera en hacer declaraciones ha sido la presidenta del Centro Interdisciplinario de Investigaciones Feministas y de Estudios de Género de la universidad. Rita Radl considera alarmante la actitud del profesor, teniendo en cuenta su contacto diario con jóvenes de la edad de la víctima de La Manada. La responsabilidad como docente debe extenderse, dice, más allá del aula. También se muestra crítica con el machismo que impera en la institución educativa.

Los líderes políticos han guardado silencio a lo largo del día. Únicamente el BNG ha fijado su posición en la tarde de este jueves. La diputada Olalla Rodil exige a la universidad que tome medidas urgentes. Además, espera que la Xunta se pronuncie al respecto y garantice la formación del profesorado en violencia de género.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?