¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Nueva Plaza de Cervantes

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares inicia la reforma de la Plaza de Cervantes; la primera transformación en quince años y la más importante en décadas porque desde el primer día de obras, ya ha supuesto el cierre al tráfico de la mitad de la plaza, la supresión de un sentido de circulación y la modificación de la ruta de varias líneas de autobús urbano.

La primera fase del proyecto, cuya ejecución se prolongará hasta las ferias de agosto, hará peatonal el lado oeste de la Plaza de Cervantes entre la calle Libreros y la calle Cerrajeros. Los vehículos que llegan desde Libreros circulan, ahora, por el lateral de la universidad y ya no se puede atravesar la plaza en sentido sur-norte, desde la plaza de Rodríguez Marín hacia Libreros. El tramo en obras recibirá un tratamiento similar al de la calle Santiago adoquinando la calzada e igualando el nivel del pavimento con las aceras de modo que quede un continuo peatonal que una la parte central de la plaza con la calle Mayor.

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, explica que las obras "añaden un relato al recorrido por la calle Mayor hasta la Plaza de San Diego, que recupera la Plaza de Cervantes para el peatón. Supone repensar cómo se circula tanto en vehículo privado como en transporte público por el casco histórico". Sobre el desarrollo de las obras "vamos a ir comprobando la efectividad de las medidas y corrigiendo si hubiera algún error pero el objetivo es claro y es seguir recuperando espacios importantes de la ciudad para los vecinos".

La obra se ejecutará por fases pero el proyecto total tiene un plazo de ocho meses. Se espera, por tanto, que toda la reforma tanto de la Plaza de Cervantes como de la calle Libreros, finalice a principios de 2019. Además de la peatonalización de este tramo, se ensancharán las aceras de la calle Libreros que quedará con un único sentido de circulación hacia la plaza. También cambiará de sentido la calle Santiago y la calle Tinte desdoblará el suyo permitiendo desviarse tanto hacia Libreros como hacia Vía Complutense. La calle Santa Úrsula se hará de doble dirección en el tramo final para facilitar el acceso y salida del aparcamiento del mercado y la calle Cerrajeros quedará, definitivamente, en sentido salida hacia la plaza.

Además de estas reformas, el proyecto incluye la construcción de una nueva rotonda en Cuatro Caños y, paralelamente, ya se ha iniciado un plan de construcción de rotondas en torno al centro que pretende mejorar la fluidez del tráfico. Ya han empezado las obras de la nueva rotonda de Aguadores y en el Paseo de la Alameda con Ronda Ancha, y próximamente se iniciará el proyecto de reforma de Demetrio Ducas, donde se construirá una rotonda en la confluencia con Núñez de Guzmán, otra entre Reyes Católico y Paseo de los Curas, y una más en el enlace de este paseo con la calle Luis Vives.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?