El Alavés de Guidetti por delante del Celta

El delantero sueco lleva tres goles y tres asistencias desde su llegada al Glorioso

Guidetti observa una pugna por el balón en el derbi vasco / ()

Incluso en los mejores momentos de un Aspas internacional, la grada de Balaídos tenía un feeling especial, casi propio de cuarto milenio, con John Guidetti. Un jugador 4.0 que entendía perfectamente que un futbolista lo es dentro y fuera del campo; en Balaídos, en la playa de Samil o en el Froiz comprando la comida. La afición lo admiraba y, en la medida de sus posibilidades, era un jugador que, con su carácter y forma de ser, siempre le daba un empujón al equipo. Ese entusiasmo contagioso le daba un plus, en muchos momentos, al Celta. Su virtud de siempre generar alguna ocasión de peligro durante los partidos también ayudaba. Su lucha, su entrega, esas eran sus virtudes. La racha de Maxi, el momento de Iago, la no confianza de Unzué en el sueco dándole minutos residuales y el Mundial de Rusia, fueron argumentos suficientes para abrirle, de par en par, las puertas del mercado de invierno. Además, el Celta que lo trajo sin coste de traspaso veía una buena oportunidad para hacer caja. Y el Alavés decidió apostar por el efecto Guidetti como revulsivo y le salió bien. El Celta decidió desprenderse del sueco y, ahora visto con perspectiva, reforzó a un equipo que sí se ha convertido, por méritos y deméritos, en rival directo en la tabla. Por aquel entonces parecía impensable. Guidetti apenas había jugado en Vigo; muy poco o nada de titular y casi siempre minutos finales de partido. A falta de una jornada, con el Alavés el delantero sueco lleva 3 goles y 3 asistencias en 17 partidos. No pudo jugar el del Celta por la cláusula del miedo y se perdió el del Betis por lesión. Asistió contra el Leganés, marcó al Barcelona, marcó al Villarreal, asistió contra el Getafe, marcó en el derbi contra el Eibar y marcó en el derbi contra el Athletic. Se ha metido a la afición de Mendizorroza por su lucha, su espíritu y... por sus goles. En el Celta detrás de la dupla letal y salvadora de Aspas y Maxi, aparecen en la tabla de goleadores Pione, Wass y el Tucu. Pione con 5 goles en 34 partidos, Wass 4 en 33 y el Tucu 3 en 29. Guidetti lleva 3 en 17 con un Alavés saliendo de la UCI. Hoy Guidetti y el Alavés están por delante del Celta en la tabla clasificatoria. El único consuelo importante, por supuesto, son los cuatro millones que se ingresarán por esa compra obligatoria. El problema es que habrá que buscar más delanteros porque el experimento Boyé ha sido más un refuerzo infernal que invernal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?