Informes preliminares confirman que la muerte de la chica en Las Gabias "no fue accidental"

  • El informe policial, que todavía no es oficial, concluye que el chico disparó a la chica a poca distancia, en la nuca, y luego se suicidó
  • La joven comunicó a su entorno que su novió la había agredido en la calle, según la plataforma 8 de Marzo

Las amigas de la joven de Granada asesinada en la galería de tiro aseguran que le pidieron a Mar que denunciara a su novio. / ATLAS

La Guardia Civil ha confirmado este lunes que aún no ha concluído el informe tras la muerte de un chico y una chica en el Campo de Tiro de Las Gabias (Granada) el pasado jueves por lo que aún, oficialmente, no se puede hablar de violencia de género.

Sin embargo, los informes preliminares indican, según confirma la SER en fuentes de la investigación, que no fue una muerte accidental. Por tanto, la declaración de violencia de género depende solo de un formalismo.

El juzgado de Instrucción 3 de Santa Fe ha confirmado que solo ha recibido un informe preliminar de la autopsia, cuyo contenido oficialmente no ha trascendido. En caso de que se trate de un caso de violencia de género, este órgano se inhibirá en favor del juzgado que entiende estas causas en la capital.

La Plataforma 8 de Marzo de Granada considera la muerte como violencia de género. Asegura que María del Mar contó a su entorno que su novio le había pegado en la calle y que un abogado con el que consultó le aconsejó denunciar, cosa que nunca hizo. Tampoco nadie de ese entorno denunció los hechos.

Estos son los datos que maneja la plataforma feminista que se une a la movilización que los compañeros de universidad de la joven han convocado para las 7 de mañana martes en la Plaza del Carmen de Granada. La portavoz de la plataforma, María Martín Romero, pide el compromiso de toda la sociedad. Lo contrario, "nos hace cómplices", asegura.

El informe preliminar de los hechos no ha sido trasladado aún al juzgado pero en base a las pesquisas de la Guardia Civil y a lo revelado por la autopsia, los investigadores si tienen claro que la muerte no fue accidental.

Todo indica, por tanto, que el joven, de 24 años, disparó a su novia, de 21, aprovechando que se encontraba de espaldas en un lugar de sombra para las cámaras de seguridad del Campo de Tiro.

El entorno de la chica asegura que el joven preparó todo el escenario para quedarse a solas con ella cuando ya no había nadie en la zona.

Para eso, la llevó hasta la zona de invitados, fuera de la zona de disparo, y aprovechó el final de su actividad de tiro al plato para dispararle por la espalda a pocos metros. La chica murió en el acto. El joven se disparó después en la cara. Quedó con vida en el suelo pero cuando llegaron los servicios de emergencia también había muerto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?