Un estudio asegura que el camino de Santiago no está saturado y muestra a los peregrinos muy satisfechos

La segunda parte del Estudo do impacto socioeconómico do Camiño de Santiago titulado Perfís, dinámicas e percepción dos peregrinos elaborado por la Universidade de Santiago de Compostela (USC) profundiza en un asunto sensible, el de la masificación del camino.

Según sus conclusiones, no hay saturación en las rutas jacobeas porque la capacidad de acogida es mayor que la demanda real.

En cuanto a la opinión de los peregrinos, uno de cada tres considera alta la afluencia en el camino, pero ese elemento no modifica el grado de satisfacción que es llamativamente alto; el 64% superó sus expectativas, un 36% lo estaba repitiendo en el momento en el que fueron entrevistados, el 83% afirma que volverá a Galicia como turista, y el 98,6% recomiendan la ruta.

Aquellos que creen que en los meses centrales del año hay demasiada gente lo afirman en relación sobre todo a un asunto de logística, el del número de plazas en los albergues públicos, según ha explicado uno de los autores del estudio Melchor Fernández, miembro del Grupo de Análise e Modelización Económica do Instituto Universitario de Estudos e Desenvolvemento de Galicia (IDEGA) de la USC.

El estudio identifica seis perfiles de peregrinos según origen, duración de la ruta, nivel de gasto o en función de si realizan el camino en grupo o en solitario: experto, tradicional, viajero, moderno, lúdico y joven.

Lo que más valoran todos ellos es el entorno natural y la interacción con el resto de caminantes, lo que menos el número de eventos culturales y los puntos de información.

Entre los retos que identifica el análisis, uno muy claro, ampliar la estancia en Santiago que es de 1,7 días frente a los 2,2 que permanecen en Fisterra o Muxía los peregrinos que terminan allí su viaje.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?