¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una reflexión sobre el bullying

El Consell Escolar de Menorca pide que la sociedad al completo piense en las causas del acoso escolar

Una reflexión sobre el bullying. /

Una denuncia ante la Policía Nacional  esta misma semana por un caso de bullying en Ciutadella. Una sentencia por otro caso en la ciudad de Ponent hace unas pocas semanas y el suicidio de un estudiante, de la misma población, por causas que se investigan y en la que no se descarta otro bullying ha puesto en alerta a la sociedad. El Consell Escolar de Menorca (CEME) ha emitido una nota de opinión al respecto en la que se interpela a toda la sociedad.

"Las personas que representamos la comunidad educativa de   Menorca y formamos parte del Consell Escolar queremos manifestar nuestra opinión sobre el acoso en red, social, laboral y escolar.

Si el acoso persiste es porque no es un problema que se pueda resolver con la acción de un solo actor (sea un centro educativo, una familia, un grupo de adolescentes, un decreto, un policía tutor o una campaña ...) sino un problema multifactorial que se da a todos los niveles (en el trabajo, los medios de comunicación ...) y forma parte del sistema de valores de la sociedad actual. Por lo tanto es un problema del que todo el mundo forma parte y somos en cierto modo responsables.

En una sociedad donde las "fake news" y el "mobbing laboral" están presentes entre los adultos, verbos como discriminar, etiquetar, juzgar con dureza, ser intolerante, o expresiones como "ojo por ojo ... si te pegan.

En cuanto a los centros educativos, para muchos adolescentes, por desgracia, son el único entorno donde oyen hablar de tolerancia, equidad y cohesión. Para algunos, incluso, son palabras extrañas. Quizás son el lugar donde más se reflexiona sobre discriminación y acoso. La escuela está dotada de controles y protocolos de detección, pero si el problema persiste demuestra que es sistémico y social.

Aun así, socialmente predomina la idea de que la responsabilidad del acoso es exclusiva del centro educativo, en la misma línea que se acusa a los centros como responsables de una incitación al odio y de un adoctrinamiento que no han provocado. no son más que ideas que se esparcen rápidamente porque son simples, y por que nos evitan hacer una reflexión que nos implicaría compartir responsabilidades, pero no se basan en la verdad, los hechos y la razón. Se llaman fake news y son la base de los prejuicios y que tienen detrás una clara intención manipuladora

¿Alguien encontraría lógico intentar solucionar una epidemia poniendo frente a sólo un médico de familia? ¿Aunque fuera un médico excelente, sin la ayuda de los medios de comunicación, de las familias, de todo el sistema de salud, podría solucionar el problema? ... En cambio. ¿Nos parece aceptable acusó un equipo docente?

Es por ello que creemos necesario poner otra etiqueta al acoso, la de el acoso social, y transformar la culpabilidad interesada de los docentes en una mayor implicación de toda la sociedad. Porque el lenguaje configura la realidad y porque el fracaso de un adolescente es el resultado de la suma de muchos errores adultos, creemos que no se debe olvidar el acoso social.

Desde el CEME se está elaborando un proyecto transversal para aportar un grano de arena a través de la educación en alfabetización mediática. Al mismo tiempo, el Banco de Oportunidades que cada año llega a más de 900 jóvenes y el concurso Proyectos Jóvenes pretenden fomentar el voluntariado entre los adolescentes en bien de su pueblo.

En este sentido es de agradecer la contribución de las instituciones educativas formales y no formales (clubes deportivos, clubes de esparcimiento, escuchas, entidades sociales ....) a una sociedad más humana. Al mismo tiempo queremos pedir a los medios de comunicación locales un tratamiento más objetivo y profundo del problema del acoso escolar.

Cuando se analiza un problema desde un solo punto de vista, y se insinúa un centro educativo como único culpable, se está fomentando el resentimiento y el aumento de los prejuicios y, por tanto, el problema no se resuelve.

Una Menorca democrática se sostiene sobre el diálogo entre grupos diferentes, sobre el respeto y la búsqueda de acuerdos y consensos para mejorar la sociedad. Los medios de comunicación tienen un papel fundamental en la construcción de esta cohesión social.

En conclusión, en una sociedad donde tenemos todos los avances técnicos posibles pero en cambio no hemos conquistado la capacidad de convivir en paz y democracia, cada uno de nosotros y cada una de las instituciones educativas participamos de alguna manera en el problema así como también en su solución.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?