¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los enterramientos de Montes explican los ritos mortuorios de los monjes

'Saber como morían, nos permitirá conocer cómo y donde vivían' explica uno de los coordinadores de las excavaciones arqueológicas, Artemio Martínez

Las excavaciones arqueológicas realizadas en la iglesia de San Pedro de Montes han permitido al equipo de investigadores obtener los primeros indicios para saber 'cómo morían' los monjes de los siglos XII y XIII en la Tebaida berciana.

Es el primer paso, el descubrimiento de los enterramientos, para conocer cómo vivían y, por tanto, averiguar dónde vivían. En las tres catas realizadas se ha identificado un osario cuya ubicación ya conocían los científicos y también han establecido los niveles geológicos del templo que les permite conectar directamente con los hallazgos que, a través de National Geographic, se encontraron en el claustro del monasterio. Para uno de los investigadores, Artemio Martínez, los descubrimientos permitirán avanzar en la búsqueda de los orígenes del monacato en el Noroeste.

'Hay restos de cerámica, también varias tipologías de enterramiento y hasta restos de madera y hojas que podría ser de una parihuela, pero ahora hay que identificar bien y saber su importancia y datarlo correctamente' apunta Martínez quien reconoce que, es necesario, esperar a las dataciones en laboratoria para llegar a conclusiones concretas.

La investigación arqueológica es incipiente en la Tebaida berciana y, de hecho, los investigadores confían en lograr nuevas aportaciones con las excavaciones ya previstas en el claustro y en Compludo durante este verano, investigaciones que habría que ampliar al huerto y a otras zonas del valle.

En cualquier caso, el director general de Patrimonio de la Junta, Enrique Sáiz ha comprometido el apoyo de la Junta en función de los resultados del informe de conclusiones que debe presentar el equipo de científicos. De cara a la celebración del 1.100 aniversario el próximo año, la administración colaborará en otro tipo de acto e incluso en intervenciones patrimoniales más pequeñas de mantenimiento del edificio como la reparación de humedades. En todo caso, Sáiz reconoce como imprescindible saber el origen de las zonas a poner en valor para sacarles el mayor partido, una estrategia que comparte con el presidente del consejo comarcal, Gerardo Álvarez Courel.

La Junta ha subvencionado con 27.000 euros este proyecto a raíz de la petición oficial realizada por el Consejo Comarcal del Bierzo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?