Urbanismo da un paso más para la inversión de Sevilla Park

Ha aprobado provisionalmente la modificación del PGOU que permite el desarrollo urbanístico de la parcela del Batán y posibilita la salida de CLH para integrar el Puerto en la ciudad

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Consejo de la Gerencia de Urbanismo, ha aprobado hoy de forma provisional la modificación puntual del PGOU que permite el desarrollo urbanístico, la conexión entre el Puerto y la ciudad, la recuperación del espacio público en torno al río y el desarrollo de nuevas iniciativas económicas en suelos del Puerto de Sevilla que tienen como punto de partida el traslado de los depósitos de CHL. El expediente ahora debe ser aprobado por el Pleno en su próxima sesión ordinaria.

La parcela del Batán que ahora se reordena tiene una superficie de 478.000 metros cuadrados, que en un 75 por ciento son propiedad del Puerto y en un 25 por ciento de CLH. Se cumplen, asimismo, los criterios definidos en el PGOU de 2006, que fija que se trata de una zona de integración puerto-ciudad que deberá tener un espacio público con áreas verdes y equipamientos complementarios, y con una situación propicia para realizar actividades terciarias, comerciales y de ocio-cultural.

“Es un proyecto estratégico que se corrigió y reorientó en este mandato resolviendo los problemas del diseño iniciado en el anterior mandato y en el que estamos avanzando desde el rigor, la seriedad, el respeto al medio ambiente y la defensa del interés general con el objetivo de que sea una realidad lo antes posible”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

 Esta modificación del PGOU tiene como principal objetivo el cumplimiento de la sentencia del TSJA de Andalucía ratificada por el Supremo en 2011 que establece que hay que excluir del Sistema General Portuario los suelos de CLH, al ser una propiedad privada, y no estar aprobado la delimitación de usos portuarios (DEUP). Así, se plantea como base la salida de los depósitos de CLH de la zona lo que permite la integración del puerto en la ciudad y resuelve el problema ambiental. Quien adquiera los suelos deberá hacerse cargo del proceso de descontaminación.

 El proyecto que hoy se ha aprobado provisionalmente tiene su origen en febrero de 2017 cuando se presentó el documento inicial estratégico consensuado entre la Autoridad Portuario y el Ayuntamiento. En septiembre de ese año, el Pleno lo aprobó inicialmente y se abrió entonces un periodo de alegaciones e informes sectoriales de la administración autonómica y del Estado.

 Al respecto de dichos informes, Antonio Muñoz ha aclarado que con anterioridad a la aprobación definitiva de esta modificación del PGOU, que corresponde a la Junta de Andalucía, se realizarán los ajustes y se dará respuesta a todas las consideraciones de las distintas partes implicadas.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?