MOTOCICLISMOMarc Márquez gana en Japón y conquista su quinto título de MotoGP

"No se puede hacer investigación así"

El científico Jesús Santamaría, del Instituto de Nanociencia de Aragón, denuncia las trabas burocráticas de la Ley de Contratos, que están paralizando las investigaciones cada vez que hay que comprar material o contratar personal

Tienen financiación pero no pueden gastarla. El nuevo castigo para la ciencia es la Ley de Contratos de Cristóbal Montoro. Desde que entró en vigor el pasado mes de marzo está atascando los proyectos de investigación. Lo denuncian científicos aragoneses del prestigio del catedrático Jesús Santamaría, que ha pasado por los micrófonos de La Rebotica, en Radio Zaragoza. Su investigación contra el cáncer, que recibió una de las más potentes becas europeas de más de dos millones de euros, está varada por culpa de esta norma, que obliga a sacar a concurso cualquier compra superior a 15.000 euros. "No se puede hacer investigación así", ha afirmado. "En otros países no hay estas trabas y tenemos que competir con ellos".  

No se puede así. Y "así" es con esta traba que dilapida meses en papeles e impide a los científicos ejecutar el dinero que tanto les ha costado conseguir para sus proyectos. A partir de 15.000 euros las compras deben, por ley, sacarse a concurso, y esta cantidad, que el científico Jesús Santamaría califica de "ridícula", se rebasa continuamente.  

Tardan en llegar los aparatos y el material y también las contrataciones de personal. El profesor Santamaría lo padece en su proyecto contra el cáncer en el Instituto de Nanociencia de Aragón. Su efecto, dice, es devastador porque "afecta mi proyecto y a todos los proyectos y a todos los contratos". Y continúa: "Seguro que se ha hecho con buena intención pero está causando efectos desvastadores porque aplica a la investigación criterios que no están pensados para la investigación y cercena de raíz la actividad, la libertad y la posibilidad de moverse rápido, que es lo que tenemos que hacer en investigación porque competimos con gente de todo el mundo".  

Pero en todo el mundo no pasa, ni siquiera en Europa, a pesar de que esta ley es una adaptación de una directiva europea. En el resto de la Unión Europea, a la ciencia se le ha evitado pasar por este embudo. Santamaria pide una reacción más fuerte de la comunidad científica hacia la administración. "Me hubiera gustado ver un plante de la Universidad y del CSIC, algo más fuerte. ¿Qué queréis, que renunciemos a los proyectos porque no nos dejáis hacerlos?"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?