¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ganadores de Eurovisión en `memes´

El certamen musical europeo por excelencia, supuso la ocasión ideal para que los españoles dieran rienda suelta a la imaginación en Redes

Amaia y Alfred, representantes de España en Eurovisión 2018 /

Eurovisión se ha convertido sin ningún género de duda en el tema más comentado en Redes Sociales en los últimos días. De hecho, España ha sido el país más activo en Twitter durante la final de Eurovisión, seguido de Reino Unido y Estados Unidos. El “minuto de oro” fue en el que se anunció que Netta, la representante de Israel, era la ganadora del concurso.

¿Se imaginan los nervios de Amaia y Alfred antes de cantar en Eurovisión? Pues imagínense si estuviera Paquita Salas en el camerino con ellos haciendo de las suyas.

Así es en el corto que ha publicado la cuenta en Twitter de Netflix hora y media antes de que empezase la final del Festival, en el que la popular representante, interpretada por Brays Efe, da indicaciones a los dos triunfitos de cara a su actuación.

Tres amigos se meten en una pequeña obra en el barrio de Cimavilla de Gijón. Un cuarto graba su proeza: ponerse guantes que los trabajadores habían dejado por ahí. A uno de ellos se le ocurre coger un palé entre todos. Sus amigos no le hacen caso, pero él lo levanta. Y se cae por un agujero que tapaba dicho palé. O se tira, que no queda nada claro. De fondo se oye: “Aquel paisano matóse”.

Según ha explicado la Real Academia Vasca, aprovechategui es la versión castellanizada de la palabra en euskera aprobetxategi, de uso despectivo, coloquial y oral para tildar a una persona de ventajista, oportunista, gorrón, Tanto, que hasta 1998 no había aparecido en ninguna obra escrita. 20 años después, ya aparece publicada hasta en The New York Times. '

Menudo chasco se llevaron los tortolitos cuando revisaron el vídeo de uno de los momentos más especiales de su vida, para comprobar que en plena petición de mano, el pequeño y adorable niño que jugaba junto a la fuente, decidió que ese era un buen sitio para ‘cambiarle el agua al canario’. Y, ni corto ni perezoso, el pequeño se bajó los pantalones y se puso a orinar justo detrás del pretendiente, en el momento en que le pedía matrimonio a su chica, ¡menudo troleo!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?