Toda la oposición, contra la política lingüística del Gobierno foral

UPN, PSN y PPN han defendido la manifestación convocada el próximo 2 de junio

Ana Beltrán, PPN, y Javier Esparza, UPN /

UPN, PSN y PPN han defendido la manifestación convocada el próximo 2 de junio y han asegurado que esta marcha no se organiza contra el euskera, sino contra la política lingüística del Gobierno foral y la "imposición". Por contra, Geroa Bai ha afirmado que la convocatoria no tiene "ningún motivo fundamentado" y ha criticado que "organizaciones políticas democráticas se sumen" a la movilización.

En concreto, en declaraciones a los periodistas antes del inicio del pleno del Parlamento, el portavoz de UPN, Javier Esparza, ha manifestado que la manifestación del 2 de junio es "para defender la igualdad de oportunidades, de todos los navarros para acceder al empleo de público". "No es una manifestación contra nada, no es una manifestación contra el euskera como lengua, sino para defender la libertad y la igualdad de oportunidades en esta tierra", ha insistido.

Por su parte, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha afirmado que su grupo defiende "el derecho de cualquier ciudadano a manifestarse por lo que considere adecuado", pero ha dicho que en este caso no ve "ningún motivo fundamentado para convocar esa manifestación".

En su opinión, "es una manifestación en contra del euskera, no es una manifestación en contra de la valoración del euskera para el acceso a la Administración, no es una manifestación en disconformidad con la política lingüística del Gobierno de Navarra, es una manifestación contra derechos lingüísticos".

Además, ha afirmado que la moción que impulsará UPN en los ayuntamientos "para que sufraguen los autobuses a la manifestación nos recuerda a aquellas manifestaciones que se montaban en el franquismo desde el franquismo y que pretendían llenar la plaza de Oriente en apoyo al dictador".

Por su parte, la secretaria general del PSN, María Chivite, ha confirmado la adhesión de su partido a la manifestación "en coherencia con el planteamiento que ha seguido del PSN". "Estuvimos en contra de la modificación de la zonificación lingüística, no nos gustó el decreto foral del euskera, estamos en algunos ayuntamientos recurriendo puestos de trabajo y plantillas orgánicas en donde el euskera tiene un peso importante y no es para puestos de atención directa", ha señalado. Chivite ha afirmado que la movilización "no es en contra del euskera" sino "de la política lingüística que este gobierno esta siguiendo".

Finalmente, la presidenta del PPN y portavoz parlamentaria, Ana Beltrán, ha afirmado que su partido respeta el euskera, "una lengua cultura propia de nuestra comunidad", pero se ha mostrado "absolutamente en contra de la imposición". Y ha afirmado que "lo que más nos duele y nos preocupa es por qué al Gobierno de Navarra le da tanto miedo" la manifestación convocada el 2 de junio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?