¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Columna

Negar la evidencia, matar al mensajero

Parece que los politicos solo se sienten a gusto cuando, para zafarse de un problema o de una crisis, le pueden endosar la culpa a otros

La gestión de la llegada de las carabelas portuguesas ha provocado el primer traspiés informativo al nuevo gobierno municipal.

En general, a los políticos -y parece que el mal también le afecta al equipo de gobierno- solo se sienten a gusto cuando para zafarse de un problema o de una crisis- le pueden endosar la culpa a otros; al que estaba antes o a otra administración. Pero que cuando tienen que lidiar con el entuerto, cuando no hay nadie más alrededor al que cargarle el marrón, tienen más problemas para manejarse.

Que haya medusas y que se cierren las playas supone una contrariedad en esta época preveraniega que debe gestionarse con transparencia y efectividad.

Las crisis se afrontan con responsabilidad, aunque altere los planes políticos y rompa esa imagen de normalidad y de control que quiere dar el equipo de gobierno durante este año. Lo peor que se puede hacer es negar la evidencia o matar al mensajero.

Esperemos que sea solo un error fruto de la inexperiencia y no una forma de comportarse. Veremos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?