Condenado a 28 meses cárcel por herir a su hijo y amenazar a su exmujer con un serrucho

La sentencia desestima el recurso que presentó el acusado, alegando que las lesiones sufridas por el hijo se las produjo él mismo cuando trató de quitarle el serrucho

Condenado a 28 meses cárcel por herir a su hijo y amenazar a su exmujer con un serrucho /

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia dictada en noviembre pasado por un Juzgado de lo Penal de esta ciudad que condenó a penas que suman 28 meses de prisión a un hombre que causó lesiones a un hijo con un serrucho cuando este trató de arrebatárselo al ver que amenazaba con el mismo a su madre, exmujer del primero.

La sentencia desestima así el recurso que presentó el acusado, que alegó, entre otras consideraciones, que las lesiones sufridas por el hijo se las produjo él mismo cuando trató de quitarle el serrucho.

La sentencia que ahora se ve confirmada declaró probado que los hechos ocurrieron el 18 de septiembre de 2017 en una calle de la pedanía murciana de Cabezo de Torres cuando la exmujer del acusado, que vivía en una vivienda contigua a la de él, le pidió explicaciones por haberla dejado sin agua.

En el transcurso de la discusión, el denunciado abrió el maletero de su coche y sacó el serrucho, de más de medio metro de longitud, "y con ánimo de infundirle temor le dijo que la iba a matar".

Al escuchar los gritos el hijo de ambos, que se encontraba en la vivienda, salió a la calle "con el fin de evitar que su padre pudiera ejecutar la amenaza, ya que blandía el serrucho en alto, y trató de arrebatárselo, lo que consiguió finalmente tras un prolongado forcejeo, ya que el acusado hacía fuerza y no lo soltaba".

La sentencia señalaba también que el hijo resultó con lesiones en una mano que tardaron en curar diez días, mientras que el padre resultó con hematomas y eritemas en muñecas, que curaron a los siete días, producidas estas lesiones por la sujeción realizada por el hijo "para evitar la eventual agresión contra su madre".

El Juzgado, en la resolución que ahora ratifica la Audiencia, condenó al acusado a nueve meses de prisión por un delito de amenazas en el ámbito familiar y a 19 meses de prisión por un delito de lesiones.

Además, se le imponen sendas órdenes de alejamiento, en virtud de las cuales no podrá acercarse a menos de doscientos metros de su exmujer en los próximos dos años, y de su hijo durante dos años y siete meses.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?