Parada técnica en la planta de biomasa de Villanueva del Arzobispo

Se van a incorporar mejoras técnicas, por lo que se ha realizado de forma programada la parada de actividad

El complejo donde se encuentra la central de Ence, incluye también las instalaciones de la empresa San Miguel Arcangel. /

Este miércoles 30 de mayo, se ha iniciado la primera de las dos paradas técnicas de mantenimiento programadas por la empresa Energia y Celulosa "Ence" para  este 2018, en la planta situada en Villanueva del Arzobispo,  Biomasa La Loma. La parada técnica se va a prolongar durante algo más de una semana, un total de 8 dias, tiempo en el que se van a realizar ciertas mejoras para implementar una serie de mejoras técnicas dirigidas a garantizar la eficiencia de la planta, mejorar su seguridad y su comportamiento medioambiental.Tal y como se ha informado desde ENCE, durante la parada se sumarán hasta 100 trabajadores de 25 empresas auxiliares a los técnicos de la planta para la ejecución de las labores de mantenimiento y mejora de las instalaciones. Una gran parte de las empresas participantes tiene sede en la provincia de Jaén, sobre todo de la propia comarca.

Ence

Entre las mejoras medioambientales que se implementarán, destaca la instalación de sistemas para la reducción de polvo. Para incrementar la seguridad de las instalaciones, se ampliará el sistema PCI de protección contra incendios. Asimismo, se ejecutará una operación de intervención en la caldera de la planta para mejorar su disponibilidad, y se procederá a revisar la turbina para incrementar su eficiencia, entre otras mejoras.

Ence Energía y Celulosa adquirió la participación de Endesa en la planta de generación de energía con biomasa de La Loma a finales de 2016. La planta, que utiliza prioritariamente orujillo (biomasa derivada del tratamiento de la aceituna para extracción del aceite), muy abundante en los alrededores de las instalaciones, cuenta con una potencia de 16 MW y alcanzó una producción neta de 77 millones de kWh en 2017. Esta operación también tubo otra adquisicion paralela, la de la planta de Enemasa en Ciudad Real, instalaciones iguales a las de la comarca de Las Villas en Jaén.

Las plantas de Enemansa y La Loma iniciaron su operación comercial en 2003 y disponen de avanzados sistemas para la minimización de emisiones, por lo que se adaptan perfectamente al compromiso de Ence de garantizar en todo momento la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente en el aprovechamiento de la biomasa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?