Trabajadoras de limpieza de la Xunta denuncian discriminación por género

Cobran unos 100 euros menos y soportan mayor carga de trabajo que sus compañeros

Trabajadoras de la limpieza de la Xunta salen a la calle para denunciar la discriminación por razones de género que sufren. A pesar de representar un 90% de la plantilla, sus condiciones laborales son peores que las de sus compañeros: cobran menos, soportan mayor carga de trabajo y no se les reconoce el plus de peligrosidad que implica esta actividad, al manejar productos que pueden resultar tóxicos.

El salario de las limpiadoras es unos 100 euros inferior al de sus compañeros hombres porque no se les ha reconocido la categoría de peón especialista. Además, denuncian la elevada carga de trabajo que soportan, agravada en los últimos 5 años tras el recorte de personal. También deben cumplir con un parte de trabajo; ellos no. La presidenta del comité de empresa en Compostela, Amelia Sallás, asegura que la situación se complica cuando no se cubren bajas o ausencias. El ritmo es tal que ya está afectando a su salud.

Se han manifestado en el entorno de la Xunta, a la que responsabilizan en último lugar de esta discriminación.

 

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?