¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Educación recorta aulas en el único colegio público del barrio más pobre de Carabanchel

La consejería ha decidio eliminar una linea en primero de Educación Infantil a partir del curso que viene. Las familias protestarán ante la Consejería mientras la Junta del Distrito de Latina pide la revocación de esta decisión

Familias y vecinos de Carabanchel y Latina, en Madrid capital, preparan movilizaciones tras la decisión de la consejería de Educación de eliminar una línea a partir del curso que viene en uno de los colegios públicos del barrio. No es un centro cualquiera. El CEIP República de Uruguay está ubicado en Caño Roto, uno de los barrios más desfavorecidos de Madrid, en una de las zonas más deprimidas de Carabanchel, y en sus aulas acoge principalmente a niños cuyas familias están en riesgo de exclusión social y a menores inmigrantes.

Históricamente, según denuncia el AMPA del centro, la mayoría de los alumnos llega en septiembre, dada la especial situación de las familias en situación de vulnerabilidad matriculadas en el centro. "Siempre hemos cubierto de sobra las dos clases por curso, incluso habíamos pedido a Educación que nos concediera una línea más porque al final siempre quedan fuera alumnos que vienen de la comisión de escolarización", explica a la SER Marisa Zorro, portavoz de la asociación de madres y padres del colegio. Pero, esta vez, la consejería ha cerrado directamente el grifo. Un portavoz de Educación nos ha explicado que este curso el CEIP República de Uruguay solo ha tenido 23 peticiones de admisión en primero de Infantil y que "las unidades se van ajustando cada año a la demanda y las necesidades de escolarización".

La situación del Uruguay es especial, además, porque hasta hace unos meses salían en los medios de comunicación por su programa pedagógico de integración y diversidad. Hoy, la noticia es otra. "No somos los únicos que estamos sufriendo este procedimiento que impone la consejería de Educación", asegura Zorro, "todos esos niños se reubican en centros privados concertados de alrededor, la mayoría religiosos, con lo que vulneran de alguna manera el derecho de elección de las familias". En otros casos, según esta portavoz, "las familias se ven obligadas a desplazarse distancias muy largas para poder matricular a sus hijos incluso separando familias porque un niño ya estaba en el cole y otro no entra". Hablamos de familias que no tienen grandes recursos a su alcance y a las que recorrer grandes distancias para llevar a sus hijos al colegio no les es fácil, como explican desde el AMPA.

La asociación de padres y madres del colegio Uruguay está convencida de que en su caso, como en otros centros públicos donde la consejería está aplicando los mismos recortes de líneas, ha pesado el hecho de que se hayan resistido a implantar el bilingüismo en sus aulas. "Creemos que las motivaciones de la consejería en todos los casos tienen que ver con esta resistencia", apunta Zorro, "hay presiones para acogerse al bilingüismo y en nuestro caso no tiene sentido".

La denuncias de estas madres y padres ha llegado ya a las puertas del Ayuntamiento de Madrid. Este jueves el pleno de la junta de distrito de Latina aprobaba una moción de urgencia presentada por Ahora Madrid para pedir a Educación que revoque esta decisión. El concejal Carlos Sánchez Mato ha explicado que hará todo lo que esté en su mano para reunirse con los responsables de la consejería y frenar el cierre de líneas. Las familias preparan movilizaciones. Entre otras, el jueves 14 de junio protestarán a las puertas de la Dirección de Área Territorial de Madrid capital acompañadas de alumnos y de otros colegios afectados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?