Unionistas de Salamanca se reconstruye y fija su mirada en la Segunda División B

Los charros ofrecen una buena versión y ganan al Tarazona (2-0)

Imagen del choque de Footters. /

Unionistas de Salamanca ha conseguido salvar con mucho trabajo y buen hacer los muebles después de la derrota ante la SD Tarazona en la ida, y estará este lunes en el bombo final para luchar, de nuevo a cara de perro, por el ascenso a Segunda B. En Las Pistas consiguieron ganar con un buen partido ante la SD Tarazona, que achuchó solo en los minutos finales del partido.

Astu salió de inicio con Carlos Molina, Piojo, Razvan, Eslava, Gallego, Arroyo, Alonso, Chuchi, De la Nava, Cristo y Manjón.

La lluvia fue, de nuevo, compañera del partido de Unionistas, como había sucedido durante todo el playoff de ascenso. Las disputas del balón, con el firme resbaladizo y también el cuero, marcaban los primeros instantes del choque, con los jugadores escurriéndose sobre el césped continuamente.

La calma marcó los diez primeros minutos de partido. Hasta que en el 10 de choque, los charros aprovecharon un fallo en defensa del Tarazona primero para que un balón quedara muerto para que Jorge Alonso, desde la corona del área, empalara un tiro que no pudo atajar Montiel, a quien se le escapó el balón de los guantes y se coló en la portería aragonesa. Unionistas se ponía por delante en el marcador y cogía aire para el resto del partido.

Jamelli se llevó la amarilla en Las Pistas, que veía cómo se acercaba al objetivo de pasar a la eliminatoria final. Astu movió ficha: metió en el campo a Rodri y retiró del terreno de juego a un gran De la Nava, que de nuevo aportó mucho oficio sobre Las Pistas.

Tras el gol los ánimos se caldearon, todo sin ocasiones de gol. El colegiado amonestó correctamente a Chuchi después de una fuerte entrada sobre Guille, jugador visitante. Antes, el colegiado apercibió al entrenador de la SD Tarazona, David Navarro, de que si seguía protestanto se iría al vestuario.

El balón permanecía continuamente en el campo de la SD Tarazona. Los aragoneses no intimidaron a Molina en los primeros 23 minutos de partido. La única mala noticia de los charros era que Manjón y Chuchi tenían amarilla, dos pesos pesados del equipo en el campo.

El dominio territorial de Unionistas de Salamanca se tradujo en el minuto 30 en dos ocasiones consecutivas de los charros, por mediación de Cristo y Manjón. El control charro era absoluto, sin dejar que el Tarazona pasara de tres cuartos de campo y llegando antes en cada disputa de balón. Sin contemplaciones. Haciendo lo que sabe hacer el equipo, y que sí puede dar el premio del ascenso.

Y el premio llegó. En el minuto 38 Piojo logró el segundo para alegría del equipo. Atento al rechace que quedó tras el choque en el suelo entre Montiel y el defensor aragonés lo aprovechó el charro para poner tierra de por medio y certificar el 2-0. El pase de ronda estaba más cerca. El Tarazona ya necesitaba dos tantos para pasar de ronda. Así lo entendieron los de David Navarro, que trataron de recortar distancias en el 43 a través de una falta directa que se marchó lamiendo el poste.

Así se llegó al descanso, con dominio total de los charros. Ya en el segundo período, la incógnita era saber si Míchel Sanz, Soto y compañía, los hombres fuertes de la SD Tarazona, aparecerían. Lo que no dejó de aparecer fue la lluvia. Y tampoco una lesión, la que sufrió Chuchi en el minuto 53 de encuentro.

Entró en su lugar Carlos López. A los dos minutos Unionistas tuvo una buena opción para poner el 3-0. Un centro desde la derecha de Piojo lo cabeceó Manjón, que picó el cuero y obligó a Montiel a poner una buena mano para repeler el peligro.

En el área contraria, en el minuto 58, el Tarazona metió miedo en el cuerpo a los charros. Un córner acabó con la pelota paseándose por el área de Molina sin que nadie acertara a despejar el peligro; Gallego peinó el cuero pero hacia la línea de fondo, poniendo el tembleque en el área.

En el 62, de nuevo Unionistas pudo hacer el tercero. Una jugada de Piojo por banda derecha, con internada hacia el área de Montiel acabó en un pase atrás a De la Nava que disparó y envió el cuero al larguero. El cuadro aragonés cogió la manija del encuentro, y no era para menos: quedaban 20 minutos y necesitaban dos goles para pasar de ronda. La posesión era visitante, cambiando de orientación el balón permanentemente pero... sin superar el muro defensivo de Unionistas de Salamanca.

Poco a poco se acercaba, sin excesivo peligro, la SD Tarazona a la portería de Unionistas de Salamanca. A diez del final, la afición jaleaba a los suyos con Tom como maestro de ceremonias desde el banquillo: 'vamos, vamos'.

Astu agotó los cambios en las inundadas Pistas. Los dos equipos estaban desfondados sobre Salamanca. Alonso se retiró, con la duda de si Razvan se recuperaba de unas dolencias que le mantenían sobre el terreno de juego. El rumano pudo continuar y accedió al terreno de juego Luis Obispo.

El Tarazona quería apurar opciones colgando balones, mientras Unionistas de Salamanca se defendía como podía, ya sin orden ni concierto. Cinco minutos añadió el colegiado en Las Pistas. De nuevo, tocaba sufrir en Salamanca.

Si quieres revivirlos, así han sonado los goles de hoy en Las Pistas del Helmántico, en la SER.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?