Lo relacionado con la naturaleza

Con el impacto mediático del cambio de gobierno ha pasado desapercibida la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha que suele servir para reflexionar sobre los problemas que afectan a nuestro entorno medioambiental. Mucho ha cambiado el modo de abordar estos problemas en los últimos cincuenta años. Antes, el medio ambiente sólo era percibido como lo relacionado con la naturaleza, es decir, con la biodiversidad y los espacios naturales. De ahí que a las políticas encargadas de proteger esos espacios se les denominara “políticas verdes”. Pero poco a poco se ha ido ampliando el objeto de esas políticas al comprobarse que el deterioro del medio ambiente tiene que ver con factores relacionados con nuestro modelo de desarrollo, un modelo que tiene su base en la concentración industrial, en la utilización masiva de las materias primas, en el consumo ilimitado de la energía y en las aglomeraciones urbanas. También se reconoce la importancia de ver el medio ambiente no como algo vinculado a problemas locales (contaminación de los ríos y mares, deterioro de los espacios naturales, incendios forestales, residuos sólidos,…), sino como algo sistémico y global, que requiere de actuaciones acordadas a nivel internacional. Aparecen, por tanto, nociones como cambio climático, sostenibilidad o calentamiento global. En esta línea se celebran cumbres como la de París o se firman acuerdos como la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible. Ya no hablamos sólo del medio ambiente “verde”, sino de algo más amplio y diverso, ensanchándose el contenido de las políticas ambientales. Eso explica, por ejemplo, que en la formación del nuevo gobierno se haya creado un ministerio específico sobre la transición ecológica, donde se perciben las políticas ambientales como políticas transversales y no dirigidas, como antaño, a un solo sector.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?