Los nuevos tontos (del culo) de las redes sociales

Pepe Belmonte nos habla en su 'micromentario' semanal sobre las noticias falsas que se difunden en la red

Pepe Belmonte, catedrático de Literatura de la UMU /

Los nuevos tontos (del culo) de las redes sociales.

Estos días, como quizá todos ustedes ya sepan, ha circulado por la Red una de esas noticias que nos ponen los pelos de punta: en Mazarrón, un bebé era secuestrado después de haber sido arrancado, literalmente, de los brazos de su madre. El titular iba acompañado de una foto de la criatura, muy lustrosa y bien parecida.

La noticia, dado el carácter sensible del asunto, corrió como un reguero de pólvora y nos llegó a muchos de nosotros en forma de wasap, que es el modo de comunicarnos con más frecuencia en estos tiempos de la post verdad.

Unos días después, ante la conmoción general por la gravedad del asunto, la Policía Local de Murcia, emitía una nota de prensa asegurando que todo era un bulo, es decir, un invento de alguna mente perturbada y enferma que, a lo que se ve, no tiene cosa mejor que hacer que provocar un sufrimiento gratuito al personal. Y, ya de paso, la Policía nos recomendaba que no nos prestáramos a la difusión de estos mensajes.

La falsa noticia del bebé secuestrado pone sobre el tapete un asunto que a todos se nos pasa por la cabeza: desconfiamos en un principio, creemos que es una simple broma de mal gusto, pero luego le damos vueltas y más vueltas a la molondra pensando que, a lo mejor, podría ser verdad y nosotros quedarnos cruzados de brazos en vez de contribuir al deber ciudadano de hacer todo lo que esté en nuestra mano.

Estos nuevos tontos (del culo) informáticos –por llamarlos muy afectuosamente- que se dedican a confundirnos a todos, apelando a asuntos altamente emotivos y delicados, que nos llegan directos al corazón, como es el secuestro de una criaturica, merecen algún castigo, y no pequeño.

Son auténticos malasombras, gente acomplejada y estúpida, que, en alguna ocasión, aparte de ser duramente sancionados por la justicia como merecen, deberían probar –ojalá que así suceda–, su propia medicina.

Pepe Belmonte

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?