Una sociedad mercantil liderada por Zona Franca gestionará Las Aletas

El todavía delegado, Alfonso Pozuelo, revela los planes para los suelos industriales de Puerto Real

Alfonso Pozuelo preside el desayuno con periodistas en su despedida del cargo /

Las Aletas ha muerto. Lo anunció hace ya más de tres meses el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios. Y este martes se han conocido algunos detalles de la que debe ser su resurrección. Se estaba a la espera de la presentación por parte de Gobierno y Junta del nuevo proyecto que se quiere hacer en estos suelos de Puerto Real, en virtud de un grupo de trabajo conjunto. Pero algunos los ha adelantado Alfonso Pozuelo, todavia deldegado de la Zona Franca, quien en su despedida en el cargo ante la prensa, ha hecho algunas revelaciones.

No en vano, segun este proyecto, la Zona Franca será quien lidere el desarrollo de los suelos, con la participación de la Autoridad Portuaria pivotado en el tren del Bajo de la Cabezuela, la adquisición de los terrenos de Delphi que se sumarán a un suelo inicial de 65 hectáreas, muy alejado de las más de 500 que se pensaron inicialmente. Se respetarán asi las sentencias que tumbaron anteriores diseños y el nuevo Aletas tratará de de ser un impulso para la atracción de empresas. Mantendrá la inversion de 100 millones del Gobierno y la Junta que tenia el Consorcio de Las Aletas, que será disuelto para convertirse en algo más eficaz, una sociedad mercantil

Alfonso Pozuelo ha contado más proyectos hoy, que deja incompletos ante su inminente cese. Por ejemplo, ha revelado el interés de una empresa de grafeno, un material innovador, para instalarse en los terrenos de Altadis. Es una empresa española que ya tiene fabrica en Yecla, en Murcia, y que se beneficiaría, en caso de prosperar, de los incentivos fiscales de la Zona Franca para terminar de fabricar baterías que se venderán a China. Las cifras dan vértigo: 1.200 empleos y 750 millones de facturación anual cuando el proyecto esté completamente desarrollado en ocho años. Pozuelo, eso sí, ha dicho que nada está firmado, pero sí que se han hecho gestiones en Madrid. También ha deseado que "no sea una nueva Bahía Competitiva" (un fraude industrial que todavía está en los juzgados).

Es un proyecto que herederá su sucesora o sucesor en el cargo, como también los avances en la tribuna del Carranza, donde en la planta baja y primera tiene ya prácticamente colmatadas todas las las instalaciones que son de su propiedad (no el hotel, que depende del Ayuntamiento). Allí irá una clínica, un gimnasio, unos trasteros, una tienda de Torrot y otros mil metros cuadrados quedan pendientes.

Sobre los suelos de hospital, advierte de que el año que viene vence el convenio que establecía que se construyera alli el nuevo centro sanitario de la capital gaditana. Será, segun ha recordado, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la que tendrá que renovar o dar por finiquitado el convenio. La misma ministra que firmó aquel convenio como consejera de Salud. Pozuelo cree que el hospital no es viable y aboga por darle otro uso.

Sobre Torrot, la empresa de velocípedos que se instalará en Altadis ha dicho que, aunque va lento, cree que se podrá conseguir que los primeros vehiculos salgan en enero.

Y celebra haber terminado su etapa en Zona Franca haciendo una reducción drástica de las perdidas que heredó de Jorge Ramos. "Yo no he visto nada ilegal", ha dicho sobre su antecesor, aunque reconoce que recibió un Consorcio con muchas deudas y problemas. En algunos momentos, no había ni para grapas, ha explicado de forma expresiva. Espera que su sucesora o sucesor no sea "manirroto".

Pozuelo también ha revelado un proyecto que ha dejado pendiente, cambiar la actual sede del Consorcio en la entrada del recinto fiscal y llevársela al edificio de oficinas de Altadis, una operacion valorada en 1'4 millones de euros, que se pagarían con fondos de compensación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?