Castellón invertirá 20 millones en 10 años para transformar el Riu Sec en un corredor medioambiental

La propuesta incluye nuevos parques urbanos y bosques de ribera, puesta en valor de la vía Augusta, sendas ciclopeatonales, cuatro pasarelas y dos puentes en el tramo más naturalizado del río

Transformar el Riu Sec en un eje vertebrador desde el punto de vista ambiental, social y paisajístico. La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha presentado hoy el proyecto de transformación del Riu Sec en un corredor medioambiental, que requerirá una inversión estimada de 20 millones de euros en los próximos diez años (2018-2028), para lo que el Ayuntamiento de Castellón ha elaborado un máster plan que dote de una visión integral la actuación en el tramo del río que todavía presenta un carácter más naturalizado.

El ámbito de actuación abarca una superficie total de 551.130 m², con una superficie de recuperación de cauce de 146.490 m² y una longitud total de 4.300 metros, los que van desde la Vía Augusta –en el entorno de la variante de la N-340- hasta el parque del Pont de Ferro. Marco ha subrayado que este proyecto “permite superar la interpretación del Riu Sec como barrera natural y aprovechar su potencial como elemento vertebrador de un nuevo modelo de urbanismo para una nueva ciudad más sostenible, más inclusiva y más amigable con las personas”.

Este corredor medioambiental del Riu Sec encaja con el modelo urbanístico propuesto en el Plan General y ha comenzado con la redacción del master plan y seguirá la elaboración de plan especial en la zona de Crémor y la redacción del proyecto de ejecución de este mismo entorno, previo al inicio de las obras. Además, están a punto de comenzar las obras de uno de los puentes que permiten potenciar la conectividad transversal entre ambas riberas –el de la prolongación de la calle Jesús Martí y la conexión con la Quadra Saboner-.

El proyecto, estructurado en ocho zonas según sus valores ambientales, culturales y sociales, incluye la creación de sendas peatonales y recorridos ciclistas en paralelo al río, la puesta en valor de la Vía Augusta y la Vereda de la Enramada, la recuperación de bosques de ribera, la creación de nuevos parques urbanos en Crèmor y el entorno del cementerio, cuatro pasarelas ciclopeatonales y dos nuevos puentes. La presentación también ha contado con la participación del concejal de Ordenación del Territorio, Rafa Simó, y la teniente de Alcaldía del distrito Oeste, Verònica Ruiz.

La transformación del Riu Sec en un corredor medioambiental se ejecutará por fases, con actuaciones de carácter general como la creación de recorridos ciclistas y peatonales que permitan recorrer las riberas del río en su tramo más naturalizado, tratamientos silvícolas con especies autóctonas o recuperación de espacios degradados, pero también con ocho actuaciones específicas que responden a la naturaleza diferenciada que presenta el río en este recorrido de 4, 3 kilómetros entre la Vía Augusta y el parque del Pont de Ferro, donde comienza el tramo soterrado.

Las ocho zonas en las que se ha estructurado el corredor medioambiental son el parque de la Vía Augusta, en el entorno de la variante de la N-340; la Zona de recuperación hidrológica-forestal; el Parque Agrario de cultivos tradicionales; el parque naturalizado UJI; Huertos urbanos zona UJI; Corredor de conectividad; Parque urbano Crèmor-Vereda de la Enramada y Mirador del Riu Sec, en el entorno del cementerio.

 

Parque de la Vía Augusta

Ubicado en la cabecera de la zona planificada, supondrá recuperar una zona actualmente degradada y que tiene en la recuperación y puesta en valor de un bien patrimonial como es la vía Augusta uno de los sus principales objetivos. Además, se recuperará la red de vías pecuarias que se entrelazan en dicho ámbito.

Incluye actuaciones para la puesta en valor de los taludes cercanos, de la vegetación autóctona, la recuperación de bancales y la regeneración del bosque de ribera.

 

Zona de recuperación hidrológica-forestal

Este ámbito se sitúa en el límite occidental del máster plan e incluirá la conservación del cauce, salvaguardar los valores ambientales de los ecosistemas de ribera y recuperación de bancales. Además de la recuperación hidrológica también se incluirá la posibilidad de visita y recorrido.

 

Parque agrario de cultivos tradicionales

Una vez superada la autopista, esta zona se considera idónea para la implantación de un parque agrario, vinculado mayoritariamente a la implantación de cultivos de secano, a modo de talleres divulgativos de la agricultura local y comarca, incluso con paneles explicativos de las actuaciones realizadas.

Se pretende además poner en valor un bien como el agua, su papel vertebrador y dinamizador de nuestra actividad agrícola y aprovechamiento de su carácter didáctico.

 

Parque naturalizado UJI

Se proyecta un parque diáfano, un parque naturalizado con vegetación autóctona y zonas de recreo y esparcimiento. Se plantea a modo de prolongación del entramado viario de la propia universidad y se proyecta una pasarela ciclopeatonal (a la altura de la residencia universitaria y la escuela infantil l’UJI) que posibilite no solo la conexión en términos de movilidad sino también de articulación de espacios verdes.

 

Huertos urbanos zona UJI

Sin romper la linealidad del corredor, incluso en términos visuales, se proyecta una zona de huertos urbanos que potencie la función social, ambiental, urbanística, saludable, cultural y estética de estos espacios. También incorpora una pasarela para favorecer la conectividad transversal (ubicada a la altura de la Facultad de Ciencias de la Salud).

 

Corredor de conectividad

Actuación encaminada a mantener la continuidad de los recorridos peatonales y ciclistas debido a la distancia mínima existente entre el dominio público y la fachada urbana.

 

Parque urbano Crèmor-Vereda de la Enramada

Incluye la obtención de suelo dotacional a través de un plan especial ahora en redacción, la recuperación de la Vereda de la Enramada, incluido el acceso al cauce y la actuación en el entorno de la ermita de Sant Joanet del Riu para conseguir su integración en el ámbito verde de la actuación.

También se construirá una pasarela ciclopeatonal que comunique esta futura zona verde de Crèmor con el parque Botànica Carmen Albert.

 

Mirador del Riu Sec

Actuación en el entorno del cementerio y su prolongación hasta la zona donde comienza el cubrimiento del Riu Sec. En el margen derecho, se creará un parque urbano y conectividad ciclista y peatonal y en el margen izquierdo se desarrollará un parque urbano con la puesta en valor de la pinada frente al cementerio y superficies ya existentes en al avenida Vall d’Uixó. Se creará un gran mirador sobre el Riu Sec con la recuperación del arbolado, creación de sendas ciclistas y peatonales, el desdoblamiento del puente de la avenida Cardenal Costa y una pasarela como continuidad a la avenida Quevedo.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?