¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La oposición llevará a Fiscalía la contratación del asesor del PP, al que relaciona con Belmonte

Barcala cesa de forma fulminante a Miguel Ángel Redondo por "falta de confianza" y alega que desconocía la relación del exasesor con la edil tránsfuga

Luis Barcala junto a Eva Montesinos /

En el Ayuntamiento de Alicante, la oposición llevará a la Fiscalía, para que se incluya en la investigación sobre la supuesta compra de voto de Nerea Belmonte, la contratación de un asesor que, según sospechan, habría sido puesto a disposición de la tránsfuga.

El PP ha cesado esta misma mañana al asesor, Miguel Ángel Redondo, ante las dudas generadas y porque "han perdido la confianza" en él, pero a la oposición no le valen las explicaciones y quieren que Luis Barcala comparezca en el próximo pleno del 28 de junio porque creen que su contratación podría entenderse como un pago de favor por el voto en blanco de Belmonte, que le dio la alcaldía a los populares.

Los socialistas quieren saber "en pago a qué" contrató el PP a este asesor para supuestamente ponerlo a disposición de la tránsfuga Belmonte.

La portavoz Eva Montesinos cree que hay "algo turbio" detrás de esta contratación, que a su juicio está relacionada con la modificación del ROP que el PP quiere llevar próximamente a pleno.

Desde Compromís, Natxo Bellido quiere que Barcala explique qué funciones tenía este asesor, si trabajaba realmente para Nerea Belmonte y a cambio de qué lo hacía.

En Guanyar, Miguel Ángel Pavón recuerda que un edil tránsfuga como Nerea Belmonte no tiene derecho a un asesor y se pregunta qué ha supuesto para ella esta supuesta cesión de un asesor por parte del PP.

Cese "fulminante"

El Partido Popular ha cesado al asesor este mismo martes. El alcalde Luis Barcala explica que "la mera duda" de que pudiese haber recibido pagos en B, es suficiente para despedirlo.

Asegura que esa conducta "está fuera de lugar en alguien que sostenta un puesto de confianza" y que esa confianza se ha perdido. Por eso, "no tiene sentido" mantenerlo.

Barcala, que da por zanjada la crisis, explica que se le contrató como asesor hace un mes en el área de Infraestructuras porque él mismo se ofreció para hacerlo debido a su experiencia previa y sus contactos. Su trabajo era recorrer la ciudad barrio a barrio para ver los defectos y hablar con los vecinos, y eso es lo que creían los populares que estaba haciendo.

Además, insiste en que no tenía conocimiento de que estuviese asesorando a Nerea Belmonte y asegura que se han enterado cuando se ha publicado en los medios. 

"Es todo una persecución"

 La edil tránsfuga, Nerea Belmonte, ha confirmado que "no tenía relación con este  asesor más allá de un par de conversaciones" cuando ella era edil de Accion Social.

Considera que todo es una persecución contra su persona y recuerda que el PP llegó a la alcaldía por culpa de la izquierda. "Que me llamen todas la veces que quieran desde Fiscalía, parece que tengo la culpa de todo", añadía.

Derivada en Ciudadanos

La formación naranja, que también se ha sumado a la petición del resto de la oposición, va a pedir además un acto de conciliación previo a la interposición de una querella contra este asesor, por haberer asegurado -según ha publicado el diario Información- que cobró en negro del partido por asesorarlo en las municipales de 2015.

La portavoz Yaneth Giraldo ha negado esa posibilidad, reconoce que sí tuvo contacto con el grupo municipal porque era amigo personal del entonces portavoz José Luis Cifuentes, pero asegura que no trabajó como asesor.

Según Giraldo, ahora es Redondo el que tendrá que demostrar que cobró de Ciudadanos porque si asegura haber recibido una parte en B, "significa que cobró otra en A", un hecho que sería fácil de demostrar con una nómina o la vida laboral.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?