¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La solidaridad cuesta, pero es nuestra apuesta

Eva Domaika pone la lupa en los ofrecimientos para acoger a los migrantes del ‘Aquarius’ en Euskadi

Se quedó sin tiempo, pero Mariola Urrea quería pedirle ayer a Rigoberta Menchú que nos enseñara cómo gestionar la inclusión y la diversidad. Menchú y su acompañante eran las únicas no blancas entre el público del 'Hoy por Hoy'.

Afortunadamente, pese a ello, la solidaridad forma parte de la cultura del pueblo vasco, como dijo el lehendakari tras ofrecer acoger aquí a un diez por ciento de los inmigrantes del Aquarius. Se han ofrecido también las Diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa, y los ayuntamientos de Bilbao y Donostia. No parecen gestos propagandísticos. El pasado domingo el lehendakari prefirió reunirse con refugiados sirios a participar en la cadena proderecho a decidir. La semana pasada supimos que el Gobierno vasco costeará la adecuación del pesquero Aita Mari para acudir a la costa libia a rescatar refugiados.

Precisamente, porque me creo que llevamos la humanidad de serie, percibo la alegría de la sociedad vasca ante la solidaridad de sus instituciones, que me parece real, sentida, espero no volver a escuchar a ningún representante institucional hablar de efecto llamada de las ayudas sociales, de avalancha de menores extranjeros que llegan a Euskadi, o pedir una "justa distribución de estos por cupos u otras formas".

La solidaridad cuesta, pero es nuestra apuesta.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?