¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Más Amabilidad por favor

Es increíble los cambios de personalidad que experimentamos según nos movamos andando, en bicicleta o en vehículo a motor.

Está claro que nos abduce la ley del más fuerte, los coches avasallan a las bicis, las bicis a los peatones. Las personas con problemas de movilidad hacen lo que pueden por sobrevivir en la jungla urbana. Al último eslabón de la cadena, que podemos ocupar cualquiera de nosotros, le toca aguantar las prisas, la prepotencia de quedar por encima de otro, y el mal rollo según nos vaya el día.

Sin embargo, de vez en cuando, un coche cede el paso a una bici incluida sonrisa al volante, la bici se convierte en peatón para acomodarse a la velocidad de los viandantes, y los peatones están pendientes unos de otros, se saludan y amoldan su paso al de la mayoría.

Practico mucho el ceda el paso con un por favor y una sonrisa y pase yo antes o pase después, siempre gano.

Y cuando voy con la bici por las aceras, y pido perdón de antemano porque lo hago mucho por miedo a que me atropelle un coche, a menudo, los peatones se apartan para darme paso, y yo pido disculpas, y ellos me las piden a mí, y yo vuelvo a disculparme, me encanta.

 

Viva la amabilidad.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?