Dénia sale del plan de ajuste económico de 2012

El Ayuntamiento podrá dedicar las liquidaciones del presupuesto a inversiones financiaremente sostenibles

Fachada del edificio consistorial. /

El Ayuntamiento de Dénia da por finalizado el Plan de Ajuste al que se acogió en el año 2012, bajo el gobierno del PP.

Así lo ha asegurado, esta mañana de miércoles 13 de junio, el concejal de Hacienda, el socialista Paco Roselló quien ha explicado la intención de aprobar, en la Junta de Gobierno Local, una amortización de 5,5 millones de euros en préstamos, de los cuales, casi la mitad corresponden a los préstamos que se solicitaron en el año 2012.

De esta forma, el Ayuntamiento de Dénia sale del Plan de Ajuste, cuatro años antes del plazo previsto, ha puntualizado el edil.

Lo que supondrá, ha señalado, que se podrán dedicar las liquidaciones del presupuesto a inversiones financieramente sostenibles, tales como ordenación del tráfico y el estacionamiento, parques y jardines, vías públicas, carreteras y caminos vecinales, la protección del patrimonio histórico y la rehabilitación y reparación de infraestructuras e inmuebles a efectos del servicio público.

Roselló ha recordado que el Ayuntamiento se acogió a este Plan de Ajuste en el año 2012, para hacer frente a los 14’7 millones de euros en facturas, que el PP tenía pendientes de pago a proveedores.

El mismo tenía un periodo de vigencia hasta el año 2022, pero el Ayuntamiento sale cuatro años antes.

El edil socialista lo ha calificado como el Plan de Ajuste “más duro vivido en el municipio”. Ya que supuso la subida del tipo impositivo del IBI en un 28%; la subida de la tasa de basura en un 26%, la puesta en marcha de la tasa de alcantarillado; la inclusión anual del fondo de contingencia en el presupuesto, la congelación y reducción de la plantilla municipal, y la disminución de las inversiones.

El responsable municipal ha detallado las medidas llevadas a cabo para salir de este Plan de Ajuste: la aplicación de medidas de ahorro en el gasto corriente, mejora de la gestión financiera, y mejora de la gestión de tesorería.

Sobre este último punto, Roselló ha matizado que la deuda con proveedores se sitúa, en la actualidad en 800.000 euros, y el periodo medio de pago en 6 días.

Por último, el concejal ha explicado que la intención municipal es continuar con las mismas medidas de ahorro del gasto corriente. Y preparar un plan de inversiones financieramente sostenibles para realizar en las futuras liquidaciones presupuestarias.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?