Balance positivo del Centro de Educación Especial de Sant Josep

La presidenta del Govern dice que marca "un antes y un después" en la atención a estos niños

La presidenta del Govern, Francina Armengol, dice que la entrada en funcionamiento este curso escolar del Centro Concertado de Educación Especial de Sant Josep marca  "un antes y un después" tanto para los niños como para sus familiares en Ibiza. Recalca que era "de justicia" que tuvieran una alternativa sin tener que desplazarse a Mallorca como ocurría hasta ahora. El primer centro de estas características de la isla está gestionado por la Asociación Amadiba, una entidad que lleva años trabajando en las islas, creando recursos para niños y niñas con discapacidades psíquicas graves.

Armengol que ha visitado hoy estas instalaciones ha recordado que hay en toda la Comunidad Autónoma 6.000 alumnos con necesidades especiales. Señala que el Govern ha incrementado recursos con profesores de apoyo, pero recalca que "donde no puede llegar la administración hay que acuerdos de concertación para garantizar una atención adecuada".

El conseller de Educación, Martí March, dice que ahora lo que se persigue es la "consolidación" y de este tipo de oferta en Ibiza, porque no está en cartera la construcción de un centro público de estas características en la isla.

Tanto Armengol como March han alabado la labor realizada por Amadiba y han agradecido también al Ayuntamiento de Sant Josep la cesión de las escuelas viejas.

Las plazas concertadas por el Govern están reservadas para alumnos con trastorno del espectro autista y mutidiscapacitados, que por sus características especiales no pueden escolarizarse en un centro ordinario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?