¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Entramos en un lugar libre de prejuicios

COSAMAI demuestra la paridad de todas las capacidades

En la vida de COSAMAI no falta nada, tampoco el deporte /

El Centro Ocupacional Santa María Madre de la Iglesia (COSAMAI) de Astorga, está en plena madurez, y dispuesto a seguir creciendo para certificar que “otro mundo es posible”. Allí viven, trabajan y disfrutan 81 profesionales (educadores, directores, sanitarios, limpiadores,…), y 135 usuarios, personas que, por alguno de sus rasgos, no pueden realizar determinadas tareas comunes en la sociedad. Sin embargo, resuelven con acreditada solvencia muchas otras. COSAMAI es un centro de puertas abiertas que consigue el desarrollo de todas las habilidades de sus habitantes, que se traducen en auténticas piezas artesanas de madera, tela, papel, cerámica o cualquier elemento que pueda ser manipulado.

El taller de madera a pleno rendimimiento con Enedino, uno de los veteranos, en primera fila / COSAMAI

Esta historia, con final muy feliz, la inició el obispo Marcelo González en 1968. Tenía claro que las personas diferentes en destrezas, debían formar parte de la sociedad en igualdad de condiciones. Con tal premisa, puso en manos de religiosos holandeses, expertos en este campo, el proyecto que concitaba el apoyo de Cáritas, la COPE, vecinos, asociaciones, la imprescindible Diputación de León (institución que lo gestiona en la actualidad), y hasta de la duquesa de Alba. También con la adaptación a los tiempos, se puede comprobar que todos los residentes de COSAMAI han logrado la dignidad que les corresponde y que no se les reconocía. Felipe Núñez García, su director, reitera la esencia de esta misión social: la inclusión y el respeto a la diversidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?