El PIB crecerá un 3,4% en 2018 gracias a las exportaciones y a la inversión extranjera

El informe "Situación Madrid" del BBVA prevé un crecimiento del PIB en 2018 y 2019, aunque alerta de que la recuperación sigue sin llegar a los colectivos más vulnerables

Calle Gran Vía de Madrid / ()

Los datos macroeconómicos vuelven a dibujar un horizonte positivo para la Comunidad de Madrid. El BBVA estima que el PIB de la región crecerá este año y el año que viene. Una mejora que fomentará la creación de empleo, aunque la entidad advierte de que la recuperación del trabajo y la mejora económica sigue sin llegar a los colectivos más vulnerables. 

El Servicio de Estudios del BBVA prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad de Madrid crezca un 3,4% en 2018 y un 2,7% en 2019, lo que podría suponer la creación de 156.000 puestos de trabajo en dos años y la reducción de la tasa de paro hasta el 12,7 por ciento en 2019.

Sin embargo, el economista jefe del banco, Miguel Cardoso, ha alertado de que "algunos de los desequilibrios que se acumularon durante el periodo de crisis" se mantienen. En este sentido, ha señalado que la tasa de paro entre el 12% y el 13%  "sigue siendo excesivamente elevada", al tiempo que ha alertado sobre la temporalidad, el desempleo juvenil y el paro a largo plazo.

La entidad explica la evolución favorable de la economía madrileña por el buen comportamiento de las exportaciones y de la inversión, a pesar de la desaceleración en el gasto privado en consumo. 

La evolución favorable de la economía madrileña se explica por varios factores, entre los que destaca el sector exterior, ya que aumentaron las exportaciones tanto de bienes como de servicios. Dentro de los servicios, destaca el sector turístico, que ha crecido con una aportación significativa de los turistas extranjeros.

Por otro lado, en cuanto a la demanda interna, el consumo y la inversión continuaron aumentando, en parte por la recuperación del sector inmobiliario que hasta ahora había venido lastrando el crecimiento de la demanda interna, en el que se registra un aumento de las ventas de viviendas y del empleo, "después de ajustes significativos".

También está contribuyendo al crecimiento de la economía madrileña la política fiscal, ya que tras unos años de ajuste, el gasto público está aumentando, aportando también al aumento de la demanda interna.

Cardoso ha analizado el impacto de la situación política en Cataluña sobre la economía regional madrileña y ha calculado que una contracción del PIB catalán podría restar dos décimas al crecimiento del PIB madrileño en 2018, aunque los datos conocidos desde septiembre señalan que la tensión política en Cataluña ha tenido "un impacto limitado" por el momento.

Desde su punto de vista, en la parte externa, los riesgos para la economía madrileña están relacionados con la incertidumbre derivada de las tensiones geopolíticas; las medidas proteccionistas relacionadas con mercados, productos o servicios importantes para la región; un aumento inesperado del coste de financiación y del precio del petróleo o el brexit.

Entre los retos de la economía madrileña, Cardoso ha reclamado políticas para reducir la tasa de paro, la temporalidad y la precariedad en el mercado de trabajo con el fin de evitar el incremento de la desigualdad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?