¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La #Tuithistoria de Javi Ruiz

Creo que a una persona se la puede conocer por como se sienta en la silla

Tuithistoria trajes

Son jóvenes pero llevan traje. Se sientan muy rectos en la silla. La chica prácticamente no habla. Ellos, los otros tres, sí. Y cuentan historias sorprendentes del tipo: fui dos veces a la casa de la misma señora y le conté lo mismo dos veces. Son testigos de Jehova, o algún tipo de predicadores puerta por puerta, que están comiendo en varios grupos en un restaurante. Sin montar bulla, sin estridencias, tranquilamente.

Son como señores mayores con un disfraz de niño pero vestidos con un traje perfectamente planchado. Sus actitudes son diferentes a las de otro grupo de jóvenes que almuerzan al lado y que son todo jolgorio y excesos. Menudo contraste.

Y además, creo que a una persona se la puede conocer por como se sienta en la silla.

Si, como ellos, estás perfectamente alineado con la silla, en dos líneas paralelas (espalda y respaldo) es que eres de otra pasta. Estás viviendo en otro mundo, aunque pises las mismas calles que los demás.

Nunca me río de la gente que es diferente. Es más: me fascinan. les observo hasta que me nutro de sus detalles.

Y hay tantos detalles de estos chicos que sólo me quedaré con tres:

Los cuatro chicos pagan con sus respectivas tarjetas de crédito. Cada uno la suya. Ordenadamente. Sin hacer alarde aunque no es habitual tenerla siendo tan jovenes.

El no lleva ni una sola arruga en la camisa. TRas una mañana entera de trabajo puerta a puerta y caminando no se ha despeinado ni un milímetro.

y por útlimo, Ella mira constantemente a los ojos del chico que tiene enfrente. Como si quisiera decirle algo a sus 19 años de edad pero no se lo dice.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?